Blogia
M O Q A W A M A

Bush, Sionismo cristiano

Bush, Sionismo cristiano

&oa

Bush, Sionismo y Guerra Global   Manuel Mariña Müller
Con este subtítulo nos referiremos a la forma mediante la cual, el gobierno de Bush puede justificar la conducta expansionista de Estados Unidos valiéndose de las expectativas que, sobre la política exterior de ese país, poseen los 20 millones de Judíos y Cristianos Sionistas que creen ciegamente en el retorno del pueblo judío a la “Tierra Prometida”Para los millones de sionistas que habitan en Estados Unidos (judíos, cristianos y evangélicos) el apoyo de ese país a Israel, así como la invasión a Afganistán y a Iraq, no constituyen simples acciones realizadas en el entorno del interés nacional. Tampoco son decisiones que se agotan bajo el proyecto de  una cruzada planetaria contra el terrorismo. Estas históricas acciones  representan para ellos, la inevitable conducta de los elegidos del señor para dar cumplimiento a un sagrado plan divino.   
  ¿Quiénes son los judíos sionistas?
Los sionistas constituyen un movimiento fundado por Teodoro Herzl en 1896. El objetivo de este movimiento es lograr el retorno de los judíos a Eretz Israel o Sión, sinónimos judíos para definir a la Tierra de Israel y a Jerusalén.El término “sionismo” o “sionista”,  se debe a una colina llamada Sión (en inglés Zión) en cuyo suelo estuvo ubicado el templo judío de Jerusalén. Todos los que soportan la idea del Estado Judío esbozado por Teodoro Herzl en 1896 y el retorno de los judíos a la Tierra de Israel, son llamados sionistas.Pero no todos los judíos son sionistas, al contrario de lo que pudiera creerse, existe un fuerte movimiento entre los judíos que mas bien es contrario al sionismo y a la propia idea del estado de Israel.Sorprendentemente, una protesta de más de 10.000 Judíos Ortodoxos   realizada el 29-04-05 ante las puertas del Consulado de Israel en Nueva York [1] mostraba y vociferaba consignas que decían: “Israel no tiene derecho a gobernar sobre las tierras sagradas”, “Los judíos lamentamos los 56 años de la existencia de Israel”, “Los sionistas no representan a los judíos”, “Los verdaderos judíos nunca reconocerán a Israel”, “Los propósitos sionistas nunca serán exitosos”, “El estado sionista de Israel debe ser disuelto”.Pero los señalamientos realizados por quienes hoy protestan en Nueva York frente al desenfreno de los sionistas de Tel Avid (la capital de Israel) no son nuevos. El movimiento antisionista en el seno de la propia congregación judía nos esta ratificando nuestra postura en contra de las decisiones de los  sionistas (halcones) que ahora, desde el Pentágono, y bajo falsos preceptos político-religiosos, están llevando al mundo a una confrontación global que, vinculada a una suerte de “profecía autocumplida”, no es más que la máscara del mismo desenfreno sionista que a través de la historia reciente, no ha hecho otra cosa que tergiversar, en aras de perversos intereses, la verdadera moral del pueblo judío. Un artículo bajo el título: “El Sionismo en la Era de los Dictadores” publicado el 17-07-2004 en la revista de publicación electrónica “Jews Against Zionism”[2] no sólo señala el carácter traidor de los sionistas al malinterpretar las sagradas escrituras del Torah, (libro de las escrituras sagradas del judaísmo) sino que los acusan de ser los responsables del sufrimiento del pueblo judío por el antisemitismo del cual han sido victimas, precisamente, como consecuencia de las posturas asumidas por los sionistas durante todo el siglo XX.Muchos nos hemos preguntado el porqué de la persecución y exterminio de los judíos durante la II Guerra Mundial. Algunas respuestas conducen a una explicación basada en el carácter monopólico que, sobre la economía alemana venían sustentando los judíos en contraposición al interés de Hitler por lograr el control total del país, pero lo que nunca imaginamos es que existiera otra razón, distinta a la político-económica,  que también explicara el porqué del holocausto judío.Esta razón nos la expone el artículo indicado cuando señala que la idea sionista de Teodoro Herzl (publicada en 1896) de un Estado Judío (Jewish State) o Estado de Israel, como un Estado protector de los judíos, constituye probablemente el engaño mas grande jamás perpetrado en contra del pueblo judío.Durante todo el siglo XX, de acuerdo a éste artículo, los sionistas han estimulado el antisemitismo y la persecución del pueblo judío para justificar la necesidad de la creación de un Estado Judío. Bajo una especie de maquiavelismo elevado a su máximo exponente, los sionistas  han auspiciado el temor, el odio, la persecución y la propia destrucción de sus hermanos judíos para justificar la creación de un estado salvador.En la búsqueda de este perverso objetivo el máximo apóstata del sionismo Teodoro Herzl escribió: “It is essential that the sufferings of jews…become worse…this will assist in realization of our plans…I have an excellent idea…I shall induce anti-semites to liquidate jewish wealth…The anti-semites will assist us thereby  in that they will strengthen the persecution and oppression of jews. The anti-semites shall be our best friends” (from his Diary . Part 1, pp 16) (“Es esencial  que el sufrimiento de los judíos se incremente…ello servirá para la realización de nuestros planes…Tengo una idea excelente…se debe inducir el antisemitismo con el objeto de liquidar la riqueza de los judíos…El antisemitismo nos ayudará a fortalecer la persecución y la opresión de los judíos…El antisemitismo será nuestro mejor aliado”. Tomado de la Pag. 16 de la primera parte de su Diario)Las consecuencias de esta perversa postura del padre del sionismo no se hicieron esperar y ya para 1920 un lenguaje hostil a los judíos comenzó a expresarse en la Universidad de Heidelberg. Una matriz de opinión fue creada para culpar a los judíos de la derrota de Alemania en la Primera Guerra Mundial (1914-1918) “Los judíos de Alemania no tienen nada en común con los alemanes, no tienen lealtad hacia el país donde nacen, se comportan como extranjeros, eran algunas de los señalamientos que se hacían.  Pero, ¡sorpresa¡ estas afirmaciones no provenían de Adolfo Hitler, ellas eran esbozadas por prominentes judíos sionistas como Nahum Goldman quien posteriormente fuera Presidente de la “Organización Sionista Mundial”, o por Jacob Klatzkin quien fuera el gran ideólogo del sionismo en Alemania para el momento en el cual (1921) los judíos disfrutaban de todos sus derechos políticos y civiles en ese país.Durante los años previos a la Segunda Guerra Mundial, el decadente Imperio Británico le dio un gran espaldarazo al movimiento sionista de Teodoro Herzl. El Capellán Anglicano William Hetchler,  una de las figuras más relevantes del sionismo cristiano de Inglaterra, conoció en Viena el proyecto sionista de Herzl y se convirtió no solo en su mejor amigo sino también en uno de los mayores promotores de su proyecto en Europa. Hetchler puso a disposición de Herzl sus contactos con el gobierno británico para apoyar al líder del sionismo en su búsqueda por el auspicio político-económico de su proyecto. Fue Hetchler quien arregló reuniones de Herzl con el Sultán Otomano y con el Kaiser  de Alemania. Sus contactos con la elite social británica le sirvió para arreglar la histórica reunión de 1905 entre Teodoro Herzl y el político Arthur Balfour. Más tarde de este encuentro surgiría la declaración de Balfour en 1917. En esta declaración  se le daba la primera legitimidad internacional al  derecho del pueblo judío a tenencia de un Estado propio.El respaldo del Primer Ministro  David Lloyd-George al proyecto sionista de Herzl demostró que los intereses del  imperio británico en su política colonialista constituían la principal razón para apoyar el proyecto de Herzl. El carácter fascista  del colonialismo británico y su denodada intención por avasallar al pueblo árabe lacónicamente se puso de manifiesto en el famoso discurso de Balfour en 1919 cuando expresó: “…respecto a Palestina, no nos proponemos indagar sobre los deseos de los actuales habitantes de ese país…Los cuatro grandes poderes estamos dispuestos a apoyar al sionismo…y el sionismo, sea correcto o incorrecto, malo o bueno, está enraizado en una tradición histórica por lo cual, consideramos que las necesidades del presente y las aspiraciones del futuro son mucho más importantes que los deseos y prejuicios de los 700.000 árabes que actualmente habitan en esas antiguas tierras”La conclusión a la cual arriban los redactores de los artículos que comentamos es que el sionismo, en líneas generales, coincidió con el nazismo y con el fascismo mucho antes de su advenimiento. Ellos siempre argumentaron que los judíos por no poder  vivir en armonía con ninguna sociedad en el mundo, debían ser removidos en beneficio de la propia sociedad donde convivían. Los sionistas seguidores de Herzl, en la búsqueda de sus objetivos, no les importó tal coincidencia y promovieron estas ideas con bastante antelación al arribo de Hitler al poder en Alemania.Toda esta sorprendente contradicción entre las posturas asumidas por los miembros de una misma congregación (judíos sionistas Vs. Judíos ortodoxos) tiene su explicación en la concepción originaria del judaísmo que mantienen muchos miembros de la comunidad judía ya que, de acuerdo a lo establecido en el Torah, el Estado de Israel es ilegítimo, por cuanto luego de la destrucción del templo judío hace 2005 años, Dios expulsó a los judíos, los envió al exilio y les prohibió tener su propio Estado.   Esta circunstancia, en opinión de los líderes rabinos ortodoxos, convierte en ilegítima  y en antirreligiosa todas acciones realizadas por los sionistas incluyendo la creación del Estado de Israel. Después de 1945, nunca el pueblo judío ha estado en mayor peligro que el ocasionado después de la creación del Estado de Israel.Pero el problema que hoy enfrenta la humanidad, es que el sionismo no se ha conformado  con este primer logro de su interesada interpretacicute;n bíblica. Sino que además, bajo la continuidad de esta especie de profecía autocumplida, y con la complicidad ideológica de los cristianos sionistas y de los evangélicos sionistas, se propone atacar de nuevo, pero esta vez, desde una escala mayor y a expensas del sufrimiento de todo un planeta.
¿Quiénes son los Cristianos Sionistas?
Mucho antes de la creación del movimiento sionista auspiciado por Teodoro Herzl en 1896, en Inglaterra, el concepto (sionista) del retorno de los judíos a Sión (Jerusalén) y a toda la “tierra prometida” ya se había anunciado, no bajo el mismo nombre, pero sí con el mismo objetivo profético basado en el retorno de Jesús y el regreso de todos los judíos a Palestina (la tierra prometida)La insurgencia de éste objetivo profético tuvo lugar durante  el siglo XVI y tal vez encuentre su explicación en las reformas que el  movimiento protestante ocasionó sobre la población cristiana de Inglaterra y al énfasis que este movimiento puso, luego de su separación de la Iglesia Romana,  en la interpretación de la Biblia y en la lectura de sus textos. En 1585 el Clérico Thomas Brightman solicita al pueblo británico su apoyo al pueblo judío para su retorno a Palestina a fín de cumplir con una serie de eventos que finalmente conducirían al regreso de Jesús a la Tierra.En 1621 el prominente miembro del Parlamento Británico, Henry Finch retomó el planteamiento cuando escribió:[3] “ Los Judíos deben construir su propio país, ellos deben poseer su heredada tierra como antes para que puedan vivir en paz y seguridad para siempre”. La historia continuó y luego de los efectos causados por la revolución francesa y la independencia de los Estados Unidos, el siglo XVIII se vió envuelto, (especialmente al finalizar esa centuria), nuevamente en las especulaciones proféticas relacionadas con el retorno de Jesús a la Tierra.En el año 1800 el Clérico Anglicano Louis Way ante lo que consideró la inminente llegada de Jesús, señaló: “Se hace necesario el retorno de los judíos a Palestina como la primera etapa de la Era Mesiánica” En 1839 un influyente reformador social británico, el evangélico cristiano Lord Shaftesbury publicó un ensayo en la prestigiosa revista literaria “Quarterly Review”[4] bajo el título “El Estado y la Restauración de los Judíos” donde, luego de argumentar a favor del retorno de los judíos a Palestina, define a los judíos como “un pueblo sin país para un país sin pueblo”, esta frase fue recogida 57 años mas tarde por el propio Teodoro Herzl y por los primeros sionistas que curiosamente comenzaron a describir a Palestina como “una tierra sin gente para una gente sin tierra” Muchos cristianos protestantes siguieron los lineamientos de Louis Way, y de Lord Shaftesbury pero fue un cura rebelde, el anglicano irlandés John Nelson Darby quien puso de nuevo a Israel en el centro de su teología. Esto lo hizo al clamar que un estado judío llamado Israel se convertiría en el instrumento central de Dios para lograr sus planes durante los últimos días de la historia. Darby fue el creador de la llamada Doctrina de la Ruptura. Esta doctrina establece que los “nuevos cristianos” o “cristianos renacidos” (born again cristians) serían literalmente removidos de la tierra y transferidos al cielo inmediatamente después de la llegada de Jesús y antes de la realización de la batalla final de Armagedon.El extensivo trabajo de Darby 1800-1881, le permitió también consolidar una forma de fundamentalismo llamado el “Dispensacionalismo Premilenico”. Esta concepción teológica establece que una serie de signos se producirán durante los últimos días previos al “final de los tiempos”. Estos signos estarían representados por guerras, catástrofes naturales, desenfreno de la inmoralidad, caída de los valores, deterioro del sistema político y económico mundial, surgimiento de nuevas potencias económicas y el regreso de Jesús a la tierra prometida por Dios a Abraham.   De acuerdo con  esta interpretación profética de Darby, se estaría cumpliendo la “Séptima Dispensa” por lo cual, luego de la ocurrencia de los fenómenos indicados, el mundo entraría en lo que dicha profecía define como la “Gran Tribulación”. Durante este período de gran tribulación surgiría una  figura carismática pero satánica. Esta persona desplegaría un gran poder sobre Europa e impondría una tiranía que, según se menciona en la “Revelación”, estaría identificada bajo el fatídico signo “666”. Luego de 7 años de esta tribulación, (¡casualidad¡, el Proyecto para una Nueva Centuria Americana, elaborado por los sionistas del Pentágono, expresamente contempla 7 años de guerra) Cristo y los santos retornaran a la tierra para enfrentar y vencer al “Anticristo y a sus ejércitos” en una batalla que se realizará en Har-Megiddo (la bíblica Armageddón) cerca de la actual Haifa en Israel. Esta teología del milenio fue llevada por Darby a Estados Unidos  durante sus seis viajes misioneros a ese país. El surgimiento en Estados Unidos del Fundamentalismo Cristiano y del movimiento Evangélico se debió a la influencia directa de este teólogo ingles. Hoy, más del 40% de la población estadounidense (de acuerdo a encuestas nacionales publicadas) cree firmemente en esta séptima Dispensa. Esta séptima dispensa que también es conocida como la Dispensa del Milenio, como vemos, señala una visión apocalíptica del futuro de la humanidad. Esta visión se encuentra establecida en una profecía bíblica que, de acuerdo a las creencias de respetables académicos como los profesores del Seminario Teológico de Dallas, del Instituto Moody de la Biblia, de influyentes judíos como Baruch Ben-Yosef del templo de Mount Yeshiva, y de políticos como George Bush, y Tony Blair, se encuentra en su fase de inminente ejecución.El Dispensacionalismo es, tal vez, la concepción teológica de mayor influencia en los Estados Unidos. El pensamiento dispensacionalista de los llamados Cristianos Sionistas, que como hemos señalado tuvo su inicio como un movimiento religioso en la Inglaterra del siglo XVIII y que luego fue introducida en la feligresía de Estados Unidos por John Nelson Darby, fue retomada por los evangelistas Cyrus Scofield y D.L. Moody ([5]) quienes fueron los  que contemporáneamente se encargaron de difundir esta sectaria doctrina religiosa entre los evangélicos estadounidenses. Dentro de las filas del Dispensacionalismo también se encuentran expresidentes  como Jimmy Carter, el extinto Ronald Reagan y el actual presidente George Bush,
Pero, ¿De dónde proviene el Dispensacionalismo?
El Dispensacionalismo surge a partir de una compleja interpretación de la Biblia  y especialmente de la traducción del texto 2 de Timoteo 2:15 donde el Apóstol Pablo le solicita a Timoteo que divida las verdades de la palabra de Dios.([6]) Más tarde, éste versículo fue interpretado por J. N. Darby y posteriormente por C. Scofield como una evidencia de que las sagradas escrituras contienen un conjunto de siete dispensas o excepciones, mediante las cuales la humanidad sería sometida a prueba de acuerdo a las expectativas y mandamientos de Dios.Estas Dispensas comienzan con la creación y terminan con el inminente retorno de Jesucristo al exclusivo reino de los Judíos en la tierra, esto es: la tierra prometida de Israel.([7])En las primeras seis dispensas la humanidad habría fallado en el cumplimiento de los designios de Dios, por lo cual, en la Séptima Dispensa llamada del Milenio, Jesucristo retornaría para realizar el juicio final y de esta forma reestablecer la paz y la armonía en la tierra  por los siguientes mil años.El Sionismo cristiano como producto directo de la teología protestante imperante en Inglaterra y Los Estados Unidos, esta siendo ahora exportado, desde estas naciones, al resto del mundo vía televisión satelital, internet, novelas muy bien promocionadas como las de la serie “Left Behind” (Dejados Atrás), producciones cinematográficas de alto presupuesto y desde los púlpitos de una nueva camada de misioneros evangélicos.En Estados Unidos, este escenario apocalíptico diseñado por John Darby y más tarde seguido por Cyrus Scofield,  ha tenido una notable difusión en estos días a través de presentaciones de evangélicos en la radio y la televisión, en publicaciones de gran circulación en el territorio estadounidense, en las homilías eclesiásticas de pastores fundamentalistas y en los programas de luminarias de la TV como Jerry Falwell, Jack Van Impe y John Hagee.  Pero el carácter apocalíptico y escatológico que, de acuerdo a estos dispensacionalistas, conlleva el retorno de Jesucristo a la Tierra, plantea una ineludible reflexión.La interpretación de lo establecido en las Dispensas de la profecía bíblica que en la actualidad hacen los Cristianos Sionistas en igualdad de objetivos con los Judíos Sionistas y con los Evangélicos Sionistas, señala que ese período de tribulaciones en la Tierra es inminente y que la nación prometida a Abraham y a sus descendientes como el Reino de Israel es el territorio que abarca desde el río Eufrates en el actual Iraq (antigua Mesopotamia) hasta el río Nilo en Egipto. (¿el territorio del petróleo?)Pero además señalan que esa profecía pronostica, que el restablecimiento del Reino de Israel supone la destrucción del actual centro de peregrinación islámica conocida como “El Domo de la Roca” ubicado en el Monte del Templo, en Jerusalén y la reconstrucción, en el mismo sitio, del tercer Templo Judío.“Blowing up the Dome of the Rock is a worthy act” (Volar el Domo de la Roca constituye un acto digno) expresó Yehuda Etzion,   uno de los líderes sionistas del Movimiento Partidarios del Templo del Monte, en una entrevista radial del 27-07-2004 y en respuesta a las medidas de seguridad a ser tomadas por el  Ministro de Seguridad Pública de Israel Tzachi Hanegbi ante la conmemoración del día de la destrucción del primero y segundo templo judío en el lugar que hoy ocupa el Domo de la Roca.El peligro que significa la destrucción del Domo de la Roca es de tal naturaleza, que las instrucciones dadas por el ministro Hanegbi fueron las de: “usar todas las medidas que fuesen necesarias a fin de prevenir que un puñado de extremistas pudiesen encender la totalidad del Oriente Medio y conducir a Israel hacia una guerra religiosa contra cientos de millones de Musulmanes” ([8]) El problema surge porque éste particular evento, de producirse, podría dar inicio a la Cuarta Guerra Mundial (la Guerra Fría es considerada como la Tercera Guerra Mundial) ya que, de acuerdo a la profecía, constituiría la señal para la llegada del Mesías y el inicio del final de los tiempos. Este evento, señalan,  produciría la muerte de la mayoría de la población del planeta, incluyendo también a los Judíos y se conocería en la historia como la realización de la anunciada Gran Batalla de Armageddom.([9])
La Conducta Fundamentalista  de Bush
“I trust God speaks through me. Without that, I couldn’t do my job” (yo confío en que Dios habla a través de mi. Si no fuese así, yo no podría hacer mi trabajo) George Bush. “Yo confío que Dios habla a través de mí, sin su ayuda yo no podría hacer mi trabajo” le dijo Bush el 09-07-04 ([10])  a un grupo de religiosos de  la  Vieja Orden de Amish en el condado de Lancaster. Pero el vocabulario de semblanza religiosa y dispensacionalista de Bush no se remitió solo a esta frase, también en su alocución al congreso, haciendo referencia al desastre del Shuttle Columbia señaló: “las adorables manos de Dios están detrás de nuestras vidas”. Y cuando, por la misma razón, se dirigió en una alocución a la nación exclamó: “…en palabras del profeta Isaías, levanten los ojos y miren a los cielos”. Y más recientemente, durante el primer aniversario del 11 de Septiembre dijo: “Nosotros no podemos conocer todas las cosas que la providencia nos depara, ya que solo confiamos en ella y ponemos nuestra confianza en las amadas manos de Dios que esta detrás de nuestras vidas y de nuestra historia, él nos guiará ahora” ([11])El renovado fervor religioso de Bush, luego de la superación de sus debilidades etílicas y de prolongadas conversaciones en 1986, con el connotado evangelizador dispensacionalista Billy Graham, no hace otra cosa que confirmar la sospecha de que la “libertad infinita” nombre con el cual originalmente pretendió identificar su guerra contra Irak, no es otra cosa que una “cruzada infinita” contra el islamismo.“Cuando una persona habla con Dios, podríamos decir que esta orando, pero cuando es Dios quien habla con la persona podríamos asegurar que ésta sufre de esquizofrenia”.Prof. Robert M. Sapolsky El Dr. Justin A. Frank, un respetado psicoanalista y profesor de psiquiatría, en su libro “Bush on the Couch” ([12]) señala que, luego de analizar los discursos públicos del presidente Bush, asi como los diversos artículos que respecto a él han escrito otros analista y personas que lo conocen bien, ha llegado a la conclusión de que en su psiques existe una dramática división que inevitablemente le limita su capacidad para controlar sus ansiedades y ello lo hace ver al mundo en términos de una absurda dicotomía. El Dr. Frank es una de los pocos pensadores calificados para colocar en la opinión publica de Los Estados Unidos una pregunta crucial: ¿A la luz del record de violencia y crueldad que ha demostrado, és George  Bush, psicológicamente, lo suficientemente estable como para gobernar al país más poderoso de la tierra?El Profesor Robert M. Sapolsky, notable neurólogo de la universidad de Stanford, en su ensayo “Circling the Blanket for God” ([13]) establece un punto de vista importante para el esclarecimiento de la conducta fundamentalista de Bush. Sapolsky señala que, al contrario de la creencia generalizada de que la esquizofrenia constituye una sacudida impredecible entre los extremos emocionales, ella es, primariamente una enfermedad donde, a pesar del desorden del pensamiento, presenta patrones consistentes en la mente de quien la padece. Sapolsky establece que los esquizofrénicos muestran “pérdida de asociación” y tienen problemas con el manejo del pensamiento a niveles de abstracción y ello hace que hagan interpretaciones literales de casi todas las cosas.Desde este punto de vista, la esquizofrenia, podría ser la explicación del comportamiento de algunos fundamentalistas que interpretan los versículos de la Biblia bajo un sentido literal. Cuando oímos historias o relatos la mayoría de nosotros podemos discernir entre lo real y lo fantasioso, entre descripción literal de los eventos y lo simbólico o metafórico, los esquizofrénicos presentan dificultad para este tipo de discernimiento. Los esquizofrénicos, en su mayoría, se ven envueltos en situaciones irreales que más bien pertenecen al campo de la fantasía. El comportamiento fundamentalista de Bush y de los responsables de la  política de Estados Unidos hacia Israel podría estar influenciado por este tipo de comportamiento ya que éllos, en su mayoría, manejan creencias basadas en antiguas interpretaciones de la Biblia. 
 ¿Es Acaso la Religión una excusa de Bush para justificar su decision de ir a la guerra? 
 Los romanos nunca intentaron mezclar la conquista con la religión, el propio Poncio Pilatos, (gobernador romano de Judea), quedó sorprendido cuando los jerarcas judíos le pidieron la cabeza de Jesucristo en lugar de la  del ladrón Barrabás.Pero ahora, a diferencia de los romanos, a estos nuevos colonizadores si los mueve una concepción divina de la guerra, aquella que pretende justificar la conquista argumentando creencias y profecías. Es así, como George W. Bush, presidente del imperio, ahora se incluye entre los que se consideran elegidos del Señor y de esta forma, intenta darle también una respuesta religiosa a una guerra que, después de dos mil años de civilización y aún cuando no es más que otra guerra imperial, cínicamente la  define como la “gran cruzada por la democracia y la libertad infinita de los pueblos”.A través de la historia los gobernantes siempre acostumbran invocar la bendición de Dios bajo situaciones de conflicto bélico, por lo cual, la conducta religiosa de Bush, podría ser vista como algo normal en un gobernante de tradición familiar religiosa, pero lo que si debe llamarnos la atención es que, en este caso particular, se trata de una persona que,  presidiendo la nación más poderosa del mundo, hace de la política externa un proyecto de lucha teológica global en contra de los “malvados” y quien en su discurso del 2003 sobre el  “Estado de la Unión” identificó a Saddam Husseín como “una figura demoníaca y sobrenatural capaz de desatar días de terror jamás conocidos por la humanidad”([14])El reciente libro de David Domke “God Willing?: Political Fundamentalism in the White House, the War on Terror, and the Echoing Press”([15]), no solo señala la habilidad de la administración Bush para mezclar la política con la religión y de cómo esta estrategia ha ayudado al presidente Bush a vender la guerra contra el terrorismo, sino que además, en el libro se recoge toda una investigación sobre la interesada y fundamentalista  actuación de los medios de comunicación de Los Estados Unidos para crear, durante las tres semanas siguientes a la destrucción de las torres del World Trade Center, una matriz de opinión favorable a las acciones bélicas puestas en práctica por Bush luego de dichos acontecimientos.Domke  identifica cuatro mensajes  o pautas de promoción mediática para la guerra: 1- Una concepción en blanco y negro del escenario político mundial tendenciosamente simplista. 2- Llamados para una acción inmediata de  formulación y administración de políticas como parte de la “respuesta” a una “misión nacional” contra el terrorismo. 3- Declaraciones  en relación  a los deseos de Dios respecto al papel de Los Estados Unidos en la difusión mundial de las concepciones de libertad y justicia. 4- Señalamientos orientados a establecer la idea de que disentir de las decisiones de Bush era antipatriótico y de gran amenaza para la nación.Estos mensajes mediáticos, transmitidos por la red de emisoras de radio y televisión, por el Washington Post, por el New York Times y por centenares de periódicos de todo el país,  en opinión de Domke, fueron cuidadosamente elaborados bajo raíces religiosas y de estímulo al nacionalismo en un momento en el cual, a raíz del derribo de la torres, la población trataba de entender lo que había ocurrido y el por qué.El presidente Bush, con el apoyo de esta campaña mediática, no solo invocaba  antiguas profecías bajo un poderoso vocabulario apocalíptico en el que, peligrosamente, aún creen millones de estadounidenses sino que, además, daba inicio a una dinámica de guerras preventivas como la antesala del acercamiento a un final que aparenta ir mucho mas allá de las acciones ya tomadas en contra de Irak y Afganistán.La guerra preventiva de Bush en contra de los “rogue status”, “bad guys”, y “evildoers” que conforman lo que él denomina el “arco de la inestabilidad” podría ser la antesala de una guerra global que iría desde , Asia Central, el Oriente Medio pasando por el norte de África, Venezuela Colombia y Ecuador   hasta llegar a las Filipinas e Indonesia (casualmente cubriendo los mayores reservorios petroleros del planeta)
¿Es la  guerra global posible?
La invasión a Irán: ¿el detonante?La invasión a Irán constituye en estos momentos, sin lugar a dudas, el tema de mayor prioridad para los más altos dirigentes del Pentágono.  Son seis las razones por las cuales consideramos que Estados Unidos procederá a derribar el liderazgo de los mullahs en Irán y en su lugar erigir un régimen con la misma fidelidad que hoy le guardan el resto de los países petroleros de la Región del Golfo. La primera razón, para una economía sedienta de petróleo como lo es Estados Unidos, son las reservas probadas de 125 mil millones de barriles de oro negro que se encuentra en el subsuelo iraní. Después de Arabia Saudita, Irán es el segundo reservorio de hidrocarburos livianos del planeta y ello convierte a esta nación en un factor fundamental dentro de la ecuación petrolera del mundo. Irán produce en la actualidad 4 millones de barriles diarios y es el único país con capacidad para incrementar su producción en 3 millones de barriles adicionales. La segunda razón se basa en el hecho de que la producción de petróleo ya entró en un declinar que, de acuerdo a los estudios realizados (Global Peak Oil) llegará a su punto crítico para el 2010, mientras que el gas natural, visto como sustituto del petróleo (6.000 pies cúbicos de gas contienen la energía equivalente a un barril de petróleo) no es probable que alcance sus límites máximos de explotación sino hasta dentro de varias décadas. Esta circunstancia convierte a Irán, quien posee el 16% de las reservas de gas en el mundo con 940 trillones de pies cúbicos (equvalentes a 155 mil millones de barriles de petróleo) en uno de los pocos países capaces de suplir las grandes cantidades de requerimientos de gas que requerirá la economía mundial en virtud del irreversible proceso de agotamiento del petróleo.La tercera razón   está constituida por la urgente necesidad que tiene Estados Unidos de cubrir su abultado déficit fiscal con petrodólares. Como se sabe, Irán fue uno de los países que junto con Iraq y Korea del Norte decidieron sustituir el dólar por el euro en sus operaciones de exportación (y por eso el Pentágono le pidió a Bush que los señalara en el “eje del mal”), ocurre que un país como Irán con sus 280 mil millones de barriles en  reservas probadas de gas y petróleo representaría para Estados Unidos, si logra controlar sus hidrocarburos, el equivalente a un reservorio de divisas capaz de cubrir (al precio de US$ 50 por barril) su déficit fiscal por los próximos 20 años.La cuarta razón está condicionada por la necesidad imperial de Estados Unidos de dominar la posición estratégica de Irán en la Región del Golfo Pérsico. En la geografía del oriente medio Irán ocupa una posición estratégica hacia el lado norte del Golfo Pérsico, esto, en opinión de los dirigentes de las acciones estratégicas del imperio, coloca en riesgo los intereses que actualmente posee Estados Unidos en los campos petroleros de Arabia Saudita, Kuwait, Emiratos Árabes Unidos e Iraq los cuales, en conjunto, contienen más de la mitad de las reservas conocidas de hidrocarburos del planeta. Pero además, Irán está también situado al lado del Estrecho de Hormuz y , da la casualidad, que por esta angosta vía acuática pasa diariamente el 40% de las exportaciones de petróleo del golfo. La quinta razón  La sustenta la necesidad estratégica del imperio de asfixiar el crecimiento económico de China. Para este juego estratégico, Irán constituye una carta fundamental ya que esa nación se ha convertido en el mayor suplidor de petróleo y gas natural a un país que, como China, de continuar creciendo al ritmo actual, para dentro 20 años tendría un consumo de petróleo diario similar al que hoy tiene Estados Unidos (19 millones de barriles diarios). China, con una población de 1.300 millones de habitantes, plantea una demanda potencial de materias primas que, obviamente, ponen en riesgo el acceso que a dichos insumos pueda tener Estados Unidos.La cuenta es muy sencilla, para el 2025 Estados Unidos estará importando el 90% del petróleo que consume. La pregunta también es sencilla: ¿De dónde obtendrá dicho recurso, si Irán, la única nación que esta en condiciones de producir 4 millones de barriles diarios adicionales, ya ha negociado con china el suministro de hidrocarburos por los próximos 25 años.Dentro de este contexto, sabiamente Nigel H. Maund afirmó:[16] “War of terror is nothing other than a massive, albeit obviosly transparent, smokescreen for the real war: THE WAR FOR RESOURCES AND THE ECONOMIC SURVIVAL OF THE UNITED STATES AS A GLOBAL POWER” (La Guerra contra el terrorismo no es otra cosa que una  masiva, aunque obviamente transparente, cortina de humo para ocultar la verdadera Guerra: LA GUERRA  POR LOS RECURSOS Y LA SOBREVIVENCIA ECONÓMICA DE LOS ESTADOS UNIDOS COMO UN PODER GLOBAL)La sexta razón El fundamentalismo sionista: ¿la profecía autocumplida?Hal Lindsey, el teórico Cristiano Sionista que en la actualidad es el de mayor influencia en el estudio del Dispensacionalismo  y el mayor exponente de la interpretación moderna de las profecías de la  Biblia, opina que la guerra es inminente.Lindsey, quien ha sido descrito por la revista “Times” como “el Jeremías de esta generación” y por el “New York Times” como el autor más vendido de esta década(7), en su libro más famoso: “The Late Great Planet Earth” , donde hasta ahora ha logrado más de 109 ediciones y 40 millones de copias vendidas ([17]), señala, casi en forma dogmática, que los sucesos geo-políticos actuales constituyen la respuesta inevitable a lo establecido en la profecía bíblica, por lo cual, no duda en afirmar, categóricamente, la inminencia del fin del mundo.Hal Lindsey, quien  al igual que Darby y Scofield, también señala que sus interpretaciones de la biblia fueron reveladas personalmente por Dios, en su último libro “Planet Earth: The Final Chapter”([18]) lleva al lector a través de una escalofriante narración de las batallas finales de la Gran Tribulación que, desde luego, fueron anunciadas hace más de dos mil años en las profecías del  Viejo y el Nuevo Testamento([19]) pero que ahora, señala, el lector podrá vivenciar durante su propia existencia y podrá además conocer a los líderes que, en el cumplimiento de esta profecía, llevarán al mundo al borde de la extinción. (¿Bush o Sharon?)Es claro, que las consecuencias de estas exageradas premoniciones escatológicas, bien sea que provengan de reconocidas figuras del mundo académico, de judíos fanáticos o de dirigentes fundamentalistas (George Bush y Tony Blair)  no tendrían mayor trascendencia si no fuera por el marco político y económico que las rodea en la actualidad. Para corroborar estas predicciones Lindsey señala que existen  profecías que ya se han cumplido, como la creación del Estado de Israel y la anunciada falla de los seres humanos en lograr una sociedad solidaria, sana y de paz y armonía. También indica que existen otros sucesos en progreso, que configuran lo que pudiera verse como las últimas profecías en proceso de ejecución. Aquí incluye, además de la inusitada presencia de catástrofes naturales como terremotos, intensa actividad volcánica, grandes cambios climáticos causantes de inundaciones y sequías, otros que corresponden al plano del desarrollo de las naciones, como el declinar del poder económico de los Estados Unidos, y el vertiginoso crecimiento de China.Pero lo que Lindsey no incluye en su lista de profecías cumplidas, es lo que tiene que ver con otros acontecimientos en progreso que son, precisamente,  los que pudieran detonar el profetizado final de los tiempos. Estos detonadores tienen su escenario en el Oriente Medio y están representados por la guerra de Estados Unidos con Irak, el conflicto palestino israelí, el incremento de la tensión Estados Unidos-Israel versus Syria e Irán  y el llamado Proyecto para una Nueva Centuria Americana.([20]) Estos sucesos, si en este momento, fuesen incorporados a las premoniciones de inminente guerra mundial de Lindsey (sus últimas interpretaciones fueron hasta 1998) sin duda las reconocería como el preludio en marcha de la ejecución inmediata de sus profecías.Todo el planteamiento bíblico de los cristianos dispensacionalistas y las propias profecías de Lindsey  solo serían argumentos teológicos y de especulación premonitoria si no fuera porque ellos coinciden con lo que en este momento están desarrollando quienes, tras los bastidores de una organización denominada AIPAC, (American Israel Public Affaires Committe) son los que realmente ostentan el poder político y militar en la Casa Blanca.Con  el arribo de Bush al poder, se iniciaron un conjunto de cambios en el aparato administrativo del gobierno de Los Estados Unidos. Estos cambios, especialmente en los ministerios de Defensa y de Estado,  han configurado un terrorífico panorama de plataforma decisional en relación al manejo de la política exterior y a los sucesos posteriores al 11 de Septiembre del 2001. Como lo señala James Petras en su trabajo “Treason in high places: Pentagón zionist, AIPAC and Israel”([21]) “Desde el 9-11-2001 hasta la invasión a Irag, los sionistas del Pentágono y los militaristas civiles han cercado el poder en los Estados Unidos: han logrado marginar la CIA y creado su propio servicio de inteligencia para “cocinar la información” y han, también, puesto en práctica la doctrina de una guerra secuencial que comenzando con Afganistán e Irag, continuaría con Irán, Siria, Líbano, Arabia Saudita y otros países musulmanes”. Más adelante Petras señala: “…entre los hacedores de la política guerrerista de alto nivel, además del propio redactor de los discursos de Bush: David From, se encuentran los sionistas del Pentágono Douglas Feith, Elliot Abrams, Paul Wolfowitz y otros, su presencia en la administración Bush es la culminación de una serie de estrategias políticas promovidas por el Comité de Asuntos Públicos Americano-israelí ( “AIPAC” siglas en inglés)  quienes actúan a favor de los objetivos proféticos y expansionistas de Israel en el Oriente Medio”.El poder de los sionistas de AIPAC sobre el manejo de la política exterior de la Casa Blanca constituye un hecho histórico muy importante en el análisis que venimos haciendo ya que, en estos cruciales momentos para la paz mundial, existe el convencimiento de que la política guerrerista puesta en práctica por George Bush esta, en efecto dominada, sino totalmente controlada, por un grupo sionista fundamentalista cuyos puntos de vista respecto al destino del oriente medio es aún más radical que el que mantienen los extremistas de derecha del partido Likud que hoy gobierna en Israel.Al respecto, el profesor Edward Said, en su trabajo “American Zionism-The Real Problem” ([22]) expresa: “AIPAC ha sido, durante muchos años, una organización muy poderosa no solo porque esta bien organizada, y conectada a nivel nacional con los más ricos e influyentes miembros de la comunidad judía de Los Estados Unidos, sino además porque nadie se atreve a enfrentarla. Existe respeto hacia AIPAC, pero también temor, especialmente en Washington en donde, en cuestión de horas, casi la totalidad de los  miembros del Senado pueden ser conducidos a firmar una comunicación al Presidente a favor o en nombre del Estado de Israel”. El Prof. Said se pregunta: “¿Quien se atreve a oponerse a AIPAC y lograr mantener su carrera en el Congreso?” Las manifestaciones de apoyo que AIPAC ha logrado hacia Israel va más allá de los 3 mil millones de dólares anuales que Estados Unidos da como ayuda a Israel, también vemos un abultado apoyo político y militar.En lo político, estas demostraciones de apoyo se ponen de manifiesto en los recientes hechos:         La defensa que Bush hace  del derecho de Israel al mantenimiento de armas de destrucción masiva a pesar de la acción, a todas luces desproporcionada y genocida que los gobernantes de ese país hacen contra el pueblo Palestino.El apoyo irrestricto que le brinda a la conducta guerrerista del  Primer Ministro (Ariel Sharon) a pesar del sangriento desenlace (segunda Entifada) ocasionado por la desafiante visita que, durante los primeros días de su arribo al poder, éste hiciera a los lugares sagrados del islamismo en Jerusalén. El respaldo incondicional que sus emisarios en la ONU le brindan a Israel ante la renuencia de su gobierno a aceptar la solicitud que, en forma mayoritaria, le ha hecho ese organismo para que retire el separatista  muro de Jerusalén. En materia de apoyo militar, Estados Unidos, bajo el pretexto de la amenaza nuclear de Irán,  esta armando a Israel con 5.000 bombas de precisión controlables por satélite. (…justo las que necesitan para asesinar con precisión a los líderes palestinos del Hamas). Además, le esta entregando 500 bombas de las denominadas “Bunkers Breakers”. Estas bombas no son precisamente las que podrían utilizar en sus diarios enfrentamientos contra los palestinos ya que éllas, han sido diseñadas para penetrar hasta dos metros de sólido concreto armado. (…justo lo necesario para destruir las instalaciones nucleares subterráneas de Irán) Estos hechos demuestran no solo un doble discurso en relación a la publicitada mediación de paz del gobierno de Estados Unidos frente al conflicto Palestino-Israelí si no que, además, constituye una evidencia fehaciente  de que, ni el gobierno de Israel,  ni  el de Gorge Bush y ni los millones de cristianos Sionistas que habitan en Estados Unidos están dispuestos, por razones meramente proféticas, a compartir Jerusalén con los Musulmanes. Antes por el contrario, el objetivo es el de erradicar a los musulmanes del suelo palestino por cuanto la profecía, en la cual ellos sectariamente creen, anuncia la expulsión de los infieles islámicos de la tierra prometida. En opinión de la alianza judío-cristiano-sionista, Israel es la única Nación creada por la voluntad divina de Dios y Jerusalén es su ciudad sagrada, de manera que todo aquel que profane el suelo de  Israel estará profanando a Dios.Dentro de este escenario, los judío-cristiano-sionistas continúan considerando que el mundo Islámico aún permanece aliado y en contra de Dios por lo cual tendrá que enfrentar su aniquilación en la batalla de los últimos días. Estas posturas religiosas en verdad tienen su asidero en las escrituras escatológicas cristianas. Las profecías medievales vieron al Islam como una fuerza demoníaca ya condenada en esa época. En el año 1190, cuando Ricardo Corazón de León se preparaba para la Tercera Cruzada, la profecía interpretada por Joaquín de Fiore,  afirmaba que el islámico gobernador de Jerusalén era el anticristo y que moriría en las manos del cruzado Ricardo durante la conquista de la ciudad sagrada de Jerusalén. Más tarde esta profecía no se cumplió y otros intérpretes comenzaron a señalar al Imperio Otomano como el verdadero anticristo.([23])Después de la caída del Imperio Otomano, el tema del anticristo continuó hasta el siglo XX,  primero con la Alemania de Hitler, luego con la Unión Soviética de José Stalim, Nikita Kruchov y del propio Abigail Gorbachov. Pero los fanáticos fundamentalistas, al quedarse sin anticristos, luego de la caída del bloque soviético, volcaron su mirada a su antiguo anticristo, al señalado en las escrituras, al verdadero Satán: el mundo árabe.Sin embargo, para sorpresa de muchos, uno de los más connotados activistas de la derecha cristiana de Estados Unidos, el reverendo Jerry Falwell,([24]) afirmó en 1999, en una conferencia que dictara ante una congregación de fundamentalistas evangélicos realizada en Kingsport, Tennessee que “el anticristo estaba vivo y que haría su aparición durante la próxima década (2000-2010) y que, por supuesto, sería un Judío” El impacto de esta afirmación fue tan demoledor para la congregación judía que, más tarde, Falwell hizo un mea culpa y tuvo que disculparse aparentemente para rescatar su credibilidad política.Con todo, la creencia prevaleciente es la de un anticristo islámico. Esta postura esta siendo fuertemente soportada por los grupos radicales de Israel quienes con el apoyo del partido Likud gobernante, están demonizando al Islam como un diablo irredimible y condenado a la destrucción,“El mundo árabe es el mundo del anticristo” escribió Guy Dury en “Escape From the Coming Tribulation” (1975) “Dios dijo que él dejaría la tierra árabe devastada y desolada” señaló Arthur Bloomfield en “Before the Last Battle - Armageddom” (1999)La retórica anti islámica, se recrudece y peligrosamente acompaña a los proyectos bélicos del imperio. Durante el pasado mes de Junio la apocalíptica revista “Midnight Call”  publicó un fiero ataque al Islam hecho por Franklim Graham (hijo del predicador cristiano-sionista, Billy Graham) donde textualmente señala: “…Islam is an evil religión” (el Islam es una religión diabólica)La destrucción que estamos observando en Babilonia nos lleva a la publicación de Charles Dyer: “The Rise of Babilón: Sign of The End Times” (1991)([25]) Aquí, Dyer señala que la restauración  de Babilonia hecha por Saddam Husseim, fue solo un paso hacia una señal del final de los tiempos, por cuanto  tal restauración sería pasajera porque las profecías bíblicas son infalibles y ellas establecen que cuando Babilonia fuese eventualmente destruida Israel finalmente iniciaría su camino hacia la paz y la seguridad.   Dyer pronostica que lo profetizado por Zacarías se cumplirá. Zacarías predijo: “El día llegará cuando se puedan destruir todas las naciones enemigas de Israel”, Las naciones que, en este momento, son enemigas de Israel son las que integran el “eje del mal” y son las naciones petroleras que también son enemigas de Estados Unidos. El pronóstico de Dyer, suponemos que se basa en la posibilidad de que el gobierno de Israel, en retaliación por un ataque nuclear a su territorio de manos de los extremistas árabes, realizaría, con la ayuda de los Estados Unidos, un masivo asalto termonuclear sobre todo el mundo árabe. El ambiente de propaganda de odio que, estratégicamente, se está creado en contra del pueblo islámico, es similar al logrado por la Alemania Nazi para justificar la persecución y destrucción de la comunidad judía.Tanto la industria cinematográfica,  como Los medios de comunicación controlados por judíos, cristianos sionistas y evangélicos, ya comenzaron a difundir películas y programas de radio y TV orientados a crear una matriz de opinión anti-islámica en el pueblo estadounidense.El 27 de Julio del 2004, ([26]) el conocido comediante Jackie Mason, en su afamado programa “Jim Bohannon Show”, transmitido a todo el país por la “Westwood One Radio Network, sin la más mínima consideración a la comunidad musulmana residente en Estados Unidos dijo: “El Islamismo es una religión de odio y muerte que recibe sus órdenes de una doctrina que, como el Corán expresa mas de 50 versiones de odio, veneno, hostilidad y muerte…dedicados al terrorismo” y luego agregó: “yo no sé como, en el sentido tradicional, esa doctrina se puede llamar religión. Ella más bien debería señalarse como una teología de muerte creada para matar gente” De igual forma, otra matriz de opinión (similar a la creada sobre las supuestas armas de destrucción masiva de Husseín, pero dirigida ahora al Gobierno Iraní), pretende hacerle ver a la opinión mundial  que el programa  de energía nuclear iraní constituye una amenaza para la paz y la seguridad  tanto para Israel como para de todo el Oriente Medio.Israel ahora, con el apoyo de Estados Unidos, se prepara, para hacerle a Irán lo mismo que le hizo a Irak cuando, en 1981, le bombardeó sus instalaciones nucleares bajo la misma excusa de la amenaza. Ante esta amenaza de bombardeo (ya planificado por Israel y el Pentágono) el General Mas’ud Jazayeri ([27]) Director de la Oficina de Publicaciones y Relaciones Públicas del Gobierno de Irán,  respondió: “La conexión de Estados Unidos con Israel es como la del perro que guía a su amo ciego” y luego añadió: “Si la República Islámica de Irán es atacada nuestra respuesta será de tal naturaleza que haremos desaparecer  toda la entidad sionista” (esto lo dijo en Julio de 2004)
La Ampliación de la Guerra
Pero…después de Irak…¿quiénes serán los siguientes?.De acuerdo a lo señalado por el influyente columnista Norman Podhoretz ([28]) “..la misión de Bush es pelear la IV Guerra Mundial.(la III Guerra fue la llamada Guerra Fría) …una guerra contra los militantes del Islam. Pero ella no se debe confinar solo a los países del “eje del mal” (Irak, Irán y Korea del Norte) si no que debe ampliarse a Siria, líbano e incluso a los pases amigos como Arabia Saudita y Egipto...Bush debe tener el coraje para imponer nuestra cultura política al mundo islámico luego de derrotado en la misma forma como lo hicimos con Alemania y Japón”   Para los que creen en el Apocalipsis la lista apunta a los países islámicos que se encuentran entre los ríos Éfrates y Nilo, de manera que los siguientes serían Irán, Siria, Jordania Y Arabia Saudita, pero por razones estratégicas y de movilización inmediata de las tropas ya posicionadas en Iraq, el paso inmediato sería hacia Irán y Siria.Para ello, la maquinaria  de la calumnia y de la mentira certera, previa a la invasión a estos dos países, ya se inició:En Abril del 2003 John R. Bolton, Viceministro de Estado para el Control de Armas y Seguridad Internacional de los Estados Unidos, refiriéndose a los programas nucleares de Irán y Siria dijo: “Es nuestra prioridad, a fin de garantizar la paz en el Oriente Medio, la eliminación de estos programas, de manera que aquellos que soportan el terrorismo en contra de civiles inocentes no puedan continuar haciéndolo”.Con la misma intención, el propio Ministro de Defensa Donald Rumsfeld ([29]) declaró: “Nosotros tenemos información de que cargamentos con suministros militares han estado atravesando la frontera desde Siria hacia Irak” y luego señaló: “Estos suministros constituyen una amenaza directa a la vida de los miembros de las fuerzas de coalición. Consideramos que dicho tráfico constituye un acto hostil del cual tendrá que responsabilizarse el gobierno de Siria”.Para estar aún más seguros de que Irán y Siria son los próximos “targets” en la lista de invasiones del imperio, veamos lo que el protegido de Bush, el Primer Ministro de Israel, Ariel Sharon, dijo en un artículo publicado por el columnista William Safire en el New York Times de Octubre del 2002: “Los Sirios, conjuntamente con los Iraníes, están jugando un doble juego, ellos están incrementando la tensión en nuestra frontera del norte…los iraníes han suplido a los terroristas entre 9.000 y 10.000 cohetes, incluso, algunos nuevos con alcance de hasta 200 millas. Si la guerra con Irak se mantiene ya veremos como Siria, Irán y el Hezbollah se prepararán para abrir un segundo frente de apoyo a Irak”.El trabajo previo para la invasión a Irán, posee características similares al realizado para justificar la invasión a Irag: la amenaza de la posesión de armas de destrucción masiva (esta vez por parte de Irán).Ya comenzaron a verse (vía CNN) declaraciones de expertos internacionales afirmando que nuevas fotos satelitales dan muestra de las instalaciones militares ubicadas al sureste de Teherán y en donde afirman se están realizando investigaciones y pruebas de armas nucleares.Ante esas afirmaciones, el jefe de la delegación iraní ante la Agencia Internacional de Energía Atómica (“IAEA” en inglés), en respuesta (vía Reuters)  aclaró que dichas afirmaciones eran totalmente falsas y que como prueba de ello, el gobierno iraní estaba dispuesto a cooperar con la IAEA si dicha agencia deseaba inspeccionar el sitio.Por su parte, Mohammed El Baradei, jefe de la Agencia de Inspeccion Nuclear de la Naciones Unidas declaró (via CNN. 16-09-04) que “no existen evidencias que prueben lo señalado por Estados Unidos en el sentido de que Irán estuviera utilizando su programa nuclear para la fabricación de armas atómicas” y luego agregó “Esto significa que no existen razones que justifiquen solicitar, ante el Consejo de Seguridad, la adopción de medidas punitivas”.  Como se puede apreciar, la táctica de la mentira, empleada en este caso, para justificar la intervención en Irán  es muy similar a la utilizada por Colin Powell durante los meses previos a la invasión a Irak. En esa oportunidad, Powell mostró, ante el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, fotografías satelitales de supuestas instalaciones iraquíes usadas para la producción de armas de destrucción masiva.En un artículo elaborado por Mike Whitney y publicado en “Znet” el 17-09-04 ([30]) Whitney señala: “La administración de Bush esta asumiendo una doble estrategia frente a Irán. En primer lugar, están preparando un expediente de intervención que, basado en el supuesto incumplimiento de Irán del Tratado de no Proliferación Nuclear (NPT en inglés) será presentado ante el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas. Esta estrategia se basa en la posibilidad de que dicho Consejo apruebe una decisión que permita a Estados Unidos Atacar a Irán. En segundo lugar, el Departamento de Defensa (DOD en inglés) está tomando la ruta directa a la guerra. Ellos utilizarán las fotografías ante la opinión pública norteamericana, como prueba de la amenaza nuclear de Irán. También acusarán a Irán de estar apoyando  la resistencia iraquí. Todo esto será utilizado para justificar un “ataque preventivo” sobre Irán”.Atacar a Irán desde Israel sería el primer paso para activar el proyecto de guerra preventiva en marcha hacia ese país. A las excusas de la existencia de armas nucleares y los señalamientos de la vinculación del gobierno iraní con los terroristas de la resistencia iraquí, se le agregaría la más peligrosa de las razones desde el punto de vista de la globalización de la guerra: la activación de la “Doctrina Carter” para evitar la presencia en el Golfo Pérsico de los intereses petroleros de la República Popular de China.Irán, al igual que Libya, se encuentra bajo a una sanción económica aplicada por Estados Unidos: la llamada “Iran-Libya Sanctions Act” (ILSA). Bajo esta sanción se penaliza a cualquier empresa extranjera que se atreva a invertir en la industria petrolera o gasífera de  estos países.China se atrevió a negociar con el gobierno de Irán y en Noviembre del 2004, Beijing firmó con Teherán un acuerdo por 100 mil millones de dólares por la compra de 10 toneladas de gas natural licuado por un período de 25 años y por la participación de la Compañía Petrolera del Estado Chino en actividades de exploración, perforación y procesamiento petroquímico de hidrocarburos.[31]La decisión de China de invertir en la industria petrolera del suelo Iraní se convierte en el mayor desafío a los intereses de la Pax Americana en la región del Asia Central y del Oriente Medio.Irán, por su parte, ante la amenaza de invasión del imperio norteamericano, está por unirse al poderoso eje conformado por China Y Rusia bajo el llamado “Shanghai Cooperation Organization” (SCO)Los pasos dados por Irán en esta manifiesta alianza con la economía de mayor crecimiento en el mundo, lo que significa, en el lenguaje geopolítico de la guerra, es la posibilidad de un respaldo del gigante asiático en caso de una invasión a su territorio.               En la lista podrían seguir Siria, (país petrolero acusado también de poseer armas de destrucción masiva), Libia, Líbano, Yemén, y Somalia, pero la desesperada sed de petróleo que padece el  imperio los podría llevar al país africano que, en este momento, les llama más la atención: Sudán, país islámico con un conflicto en progreso, y con  grandes reservas petroleras. La maquinaria de ablandamiento a través de la mentira es ahora, simultáneamente  dirigida a Sudán. Desde 1999 en la ciudad de Darfur (donde están los pozos petroleros bajo gestión de la compañía China, “China Nacional Petroleum Company”) se ha desatado un conflicto entre una guerrilla paramilitar (¿financiada por el imperio?) y tropas del gobierno sudanés. El enfrentamiento aún continúa y  en abril del 2004 la cadena de noticias CNN mostraba escenas de refugiados que huían de las terribles masacres de la confrontación. Señalaban entre 30.000 y 50.000 el número de muertos cuando, en realidad, el número de bajas de ambos bandos, durante todo el período, no supera las 1.200 personas, pero ello fue suficiente para que la cadena de noticias del imperio comenzara a difundir, precisamente ahora, noticias sobre un genocidio en progreso. “Yo creo que tenemos la responsabilidad moral   de hacer todo cuanto esté a nuestro alcance” dijo Tony Blair (refiriéndose al conflicto  de Sudán) en una conferencia de prensa el 22 de Julio del 2004 en Londres. Dos días más tarde las Naciones Unidas aprobó una resolución de envío de sus cascos azules a Sudán si, en un período de 30 días, el gobierno de esa nación no resolvía satisfactoriamente el conflicto.   “El Gobierno de Sudan tiene 30 días para resolver el conflicto o de lo contrario la Organización de las Naciones Unidas se verán obligadas a intervenir militarmente”. Señaló Cofi Annan (uno de los hombres más acosado por el imperio)  Secretario General de las Naciones Unidas, en conferencia de prensa del 23 de Julio del presente año.“El gobierno de los Estados Unidos respalda la decisión de las Naciones Unidas y se encuentra listo para dar cumplimiento al mandato que establece un período de 30 días para que el gobierno de Sudán resuelva el conflicto con los paramilitares en la ciudad de Darfur” acotó ante las cámaras de CNN el Secretario de Estado Colin Powell  el 4 de Agosto de 2004.Posteriormente y luego de la “campaña restauradora” del Oriente Medio, del asalto al petróleo de Sudán y de la liquidación de los islámicos “evildoers”, el Pentágono podría decidir avanzar hacia  Korea de Norte (país comunista sin petróleo pero con armas nucleares) o Venezuela (país con las mayores reservas de crudo pesado del mundo) y, finalmente Cuba, país sin petróleo pero con una recia postura antiimperialista y de lucha por la soberanía de los pueblos.Las mentiras sobre Venezuela van desde tener un gobierno que apoya a las guerrillas colombianas y al narcotráfico hasta el haberse convertido en un país peligroso para el continente, que irrespeta los derechos humanos y que ha confiscado el poder Judicial. Respecto a Cuba, la prosapia denigrante e insana de George Bush no tiene límites y en reciente conferencia de prensa llegó a decir que en Cuba no solo se irrespetan los derechos humanos si no que además, la isla se ha convertido en un antro de comercio sexual y de tráfico de menores. 
 ¿El Final de los Tiempos?
Los caballos de la guerra marchan a galope tendido, Bush ha ordenado la disposición de fuerzas masivas en toda la región del oriente medio mientras simultáneamente, compromete fuerzas para  Filipinas y Korea del Norte creando el mayor teatro de confrontación bélica del presente milenio. De acuerdo con el Washington Post, la diapositiva final de esta presentación describe a “Irak como un pivote táctico, a Arabia Saudita como un pivote estratégico y a Egipto como el premio final”La tendencia, como hemos visto, es la de identificar al mundo islámico como el anticristo y a las profecías como el soporte religioso que justifique una conducta imperial de robo y pillaje en aras de una paz y de una justicia basadas en la persecución y aniquilación  del Mundo Islámico. Pareciera que las cartas del anticristo ya están echadas No es cierto que el resultado de las elecciones en Iraq pueda cambiar la peligrosa tendencia a la conflagración  o se pueda decidir el destino de la guerra (o de la profecía).  Quienes confían en Bush no creen estar frente a un presidente guerrero y genocida, para la gran mayoria de los creyentes del país desarrollado más religioso del mundo (90 % de la población cree en Dios  y 80% cree en milagros) el presidente George Bush fue puesto en la Casa Blanca por la gracia divina de Dios  y allí debe continuar hasta que concluya su misión.Hace 60 años un General Alemán llamado Herm Goering dijo:”…Hitler fue enviado a nosotros por Dios para salvar a Alemania”Hoy, otro general, esta vez uno estadounidense llamado William Boykin([32])  expresó: “…Bush está en la Casa Blanca porque Dios lo puso allí  para tiempos como estos” Los que creían  que John Kerry, ganaría las elecciones del 2004 y que esperaban que el candidato demócrata, hiciese regresar a casa a los combatientes de Irak, aún no se han percatado que esta guerra no es la guerra de Bush, ni tampoco hubiese sido la de Kerry, ya que ellos, o  cualquiera que ocupe el salón Oval de la Casa Blanca, son solo ejecutores de una política neoimperial que, en los últimos años, ha consolidado una indetenible maquinaria de posicionamiento global del imperio en aras de garantizar su propia sobrevivencia. La diferencia entre uno y otro es, tal vez, que Kerry, nieto de Judíos y quien afirma que “la causa de Israel debe ser la causa de América” ([33]) hibiese sido, (en caso de ganar las elecciones de Noviembre del 2004) un mejor gerente de la guerra que Bush  e, indiscutiblemente un mejor aliado de Israel.De acuerdo a una encuesta realizada en Diciembre del 2002 por la empresa Gallop([34])  un 46% de la población de Estados Unidos esta compuesta por Evangélicos, Cristianos Sionistas y Judíos y todos comparten la visión de un nuevo milenio a partir del final de los tiempos cuando Jesucristo se enfrente a Satán en la gran batalla de Armageddom.La visión del nuevo milenio que sostienen es fundamentalmente apocalíptica y con profundas raíces en la tradición judía, se aferran a la premonitoria idea de que el momento de la justicia divina ha llegado, una justicia que, por no tener compromisos, auguran que será violenta y sangrienta.Esta visión de la guerra como un mal necesario y como la única forma de lograr la paz y la justicia, es lo que ahora comparten tanto cristianos fundamentalistas como judíos e islamistas.Esta singular coincidencia entre la interpretación de las profecías de Daniel e Isaías y el escenario bélico creado por el ocaso del imperio es lo que subyace en las actuales decisiones de una dirigencia desesperada que, como la de Estados Unidos, ha puesto a la sobrevivencia humana  en la ruta a una muerte  sin retorno, que representa la llamada  “Nueva Centuria Americana”. Entre el río Éufrates en Irak y el río Nilo en Egipto (Irak, Irán, Kuwait, Siria, Jordania, Palestina, Israel, Arabia Saudita, Libano y Egipto) se encuentra una gigantesca cuenca de petróleo pero, además de este “oro negro”, también se encuentra la “tierra prometida” y el escenario para lo que podría ser la profecía autocumplida del nuevo milenio: la gran batalla de Armageddom. 
Notas:
[1] U.S. Newswire. Medialink Worldwide. “Anti-Zionist Orthodox Jews Protest the State of Israel, Says Neturei Karta International” New York 29-04-05.
[2] Jews as Cannon Fodder for Zionists. “Jews Against Zionism” (http://www.jewsagainstzionism.com) el 17-07-04.Lenni Brenner “Zionism in Age of the Dictators (Chap.1)
[3] Citado por Donald Wagner en “Cristian and Zion: British Stirrings” The Daily Star. London 10-09-03.
[4] Trabajo ya citado (39)
[5] Cyrus Scofield. “Rightly Dividing the World o Truth”. Philadelphia. USA. Philadelphia School of the   Bible. 1928 [6]   Prólogo para John Gerstner. “Wrongly Dividing the Word of Truth” . Brentwood, Tennessee.USA.    Wolgemuth & Hyatt, 1991.
[7] Charles Ryrie. “Dispensationalism Today” Chicago. USA. Moody Press. 1965  
[8] Arik Bender. Articulo publicado en la página web “Maariv Internacional” el 27 de Julio del 2004
[9] Hal Lindsey. “Israel and the Last Days” .Eugene, Oregon USA. Harvest House. 1983.  
[10] Jack Brubaker. “Lancaster Online” Publicado en Lancaster New Era el 16 de Julio de 2004.
[11] Rupert Cornwell.  “In God he trust – how George Bush infused the White House with a religious   spirit”  Washington. 21 de Febrero 2003.  http://news.independent.co.uk/world/politics/story.jsp?story=380167
[12] Justin A Frank. “Bush on the Couch: Inside the Mind of the President”. USA. Regan Books. 2004.
[13] Robert M. Sapolsky. “The Trouble with Testosterone” Scribner, New York. 1997. p 241-288
[14] State of the Union address, Washington 28 de Enero de 2003
[15] David Domke. “God Willing?: Political Fundamentalism in the White House, the War on Terror, and the Echoing Press”.Pluto Press.London 2004
[16] Nigel H. Maund “The Epic Struggle for World Hegemony” Informatión Clearing House. 03-30-05
[17] Hal Lindsey. “The Late Great Planet Earth” New York, Bantam. 1970. Charles Ryrie. “The Rise of Babylon, Signs of the End Times” Wheaton. Illinois. USA. Tyndale House. 1991.
[18] Hal Lindsey “Planet Earth: The Final Chapter” Palos Verdes, California USA. Western Front. 1998.   
[19] Hal Lindsey. “Planet Earth- 2000, Will Man Survive?. Palos Verdes, California.USA.Western    Front.1996.
[20] William Rivers Pitt. “The Greatest Sedition is Silence”. Boston. USA. Pluto Press. 2003 
[21] James Petras. “Treason in high places: Pentagon zionist, AIPAC and Israel”. La Pagina de Petras. 07-09-04[22] Edward Said. “American Zionism – The Real Problem” Al-Ahram. 09-27-2000. http://www.edwardsaid.org/modules/news/
[23] Paul S. Boyer. “When Time Shall Be No More: Prophecy Belief in Modern American Cultura” New   Cork . Harvard Iniversity Press.1992
[24] Daniel Levitas. “The Terrorist Next Door: The Militia Movement and the Radical Right” .Thomas   Dunne Books St. Martin’s Press. Toronto. 2002
[25] Charles Ryrie. “The Rise of Babylon, Signs of the End Times” Wheaton. Illinois.USA. Tyndale   House.1991.  [26] WorldNetDaily. “Jackie Mason calls Islam murderous religion” . 27 de Julio de 2004
[27] Teherantimes.com. “Iran’s Response To Israeli Threats Will Crush Zionist Entity: General.  Noticia    publicada el 27 de Julio de 2004
[28] Referencia incluida en “Polítial Strategy Art of  War” Tom Ball. 2 de Agosto de 2004
[29] Tom Ball. “Top 21 Pieces of Evidence that Show Iraq is only the First Step to Reshaping the Middle   East: A Reference for Seekers of Truth”. Sitio de Internet: Political Strategy Art of War. 2 de  Agosto   2004.
[30] Mike Whitney. “Iran October Surprise”. Znet. September 17, 2004
[31] Kaveh Afrasiabi. “China rocks the geopolitical boat”. Asia Times Onlines. Nov. 6-2004
[32] William Boykin. New York Times. 17 October 2003
[33] Linda S. Heard. Artículo “Whether it’s Bush or Kerry, Israel’ Laughing”publicado en el periódico    “Arab News” del 27 de Julio del 2004.[34] Datos de la encuesta realizada por la empresa Gallop en los Estados Unidos en Diciembre del 2002    y rese
ñada por Daniel Levitas en el trabajo “A Marriage Made for Heven”, publicado en la edición    N°4 Vol.31 de la revista online “Reform Judaism”  

 
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

12 comentarios

Cordura -

Vaya, si don Moqawama ya me ha borrado un comentario... (¿tics imperialistas?).

Ojo al dato, señores.

antichaparron -

¡Albricias! Alguien ha advertido de lo que supone la moda apocalíptica y mesiánica en Estados Unidos, y que la misma sirve de sustento al sionismo.
Algunos podrán tomarse a broma lo que sueltan los telepredicadores apocalípticos. Sus argumentos serán de risa, pero no tienen nada de gracioso por el impacto que tienen ante una población inculta y confusa que, como todo hijo de vecino, necesita dar algunas respuestas a las preguntas que formula el alma, y esos se la dan con una cosmología que poco menos desea que se desate el fin del mundo.
Quien ha visto hablar, a estos telepredicadores del conflicto de Oriente Medio se habrá dado cuenta que están poco menos que esperando un holocausto nuclear para así redimir a la humanidad. El suicidio colectivo de la Guyana de Jones no es más que un anticipo de lo que esperan (y provocarán si los dejamos)estos milenaristas.

Cordura -

Amigo Moqawama, ¿qué quieres decir, que me estoy portando mal, muuuuy maaaaaaal, porque no he comentado el texto?

Comprende que lo haré, si lo hago, cuando estime conveniente.

Además, un tocho así no se lee en un ratillo, y menos para comentarlo... :-)

MOQAWAMA -

sigues sin opinar sobre este articulo, que es obvio que no ha sido escrito por mi, no es mi intencion plagiar, si insinuas eso..espero tu refutacion al text

Cordura -

En cuanto al "corazón de 'mi' religión judaica", ya decía Blas Pascal que es preciso conocerlo antes de poder atacarlo... (témome que no es el caso).

Prometeos -

El artículo la verdad es que sumamente interesante,de un tema tan poco conocido cómo es la filiación de muchas Iglesias Cristianas al Sionismo,sin por ello querer decir que cualquier fiel que sea creyente cristiano sencillo,sea igual que ellos ni mucho menos,simplemente que son un centro de poder que algunas veces se obvia,o en mi caso,pues se desconoce,el texto sirve pues para ilustrarnos un poco más a los que estamos bastante peces en ese sentido.
Un saludo siempre.

MOQAWAMA -

Anteriormente que el otro articulo era simplista este que es muy extenso, a mi me da que tu estas quemado porque el contenido de ambos ataca el corazon de tu judaica religion, te invito a que abandones este blog si sigues en ese tono

Cordura -

¿Que qué tiene...? Una notable extensión, además de unos parrafones que no facilitan la lectura. Habéis puesto el autor (después de reclamártelo, pillín :-), pero sigues sin hacerlo legible del todo.

Ánimo (ya que quieres que entremos al trapo...).

MOQAWAMA -

Me pregunto que tendrá este articulo de especial que el cristiano cordura no opina sobre el ni lo refuta
estoy sorprendido

MOQAWAMA -

El nombre del autor esta bioen claro tanto en la portada como..

sauerkraut -

Vaya,el protestante disidente Cordura es implacable. Pero tiene razón. ¿Dónde c... está la cita del autor del texto?
Un comentario añadido al texto. La moda apocalíptica y mesiánica en USA va bien unida al carro del sionismo, en efecto. Todo ello con la colaboración mediática como era de esperar. A lo que añado algún best seller millonario en ventas, of course como la trilogía del cristo clonado de Beausigneur. Por supuesto hay ediciones en español, quien no lo haya leído que lea esta novela, verdadero panfleto nada subliminal a favor del mesianismo cristianoide y sionista-aunque se guarda mucho de una hostilidad primaria contra el mundo árabe-.Todo un signo de los tiempos, si se me permite la ironía.
Y hablando de ironías, ¿qué mayor ironía para las profecías que quieren cumplirse, al menos por autocumplimiento, que la proliferación de discursos mesianoides en tiempos revueltos?
El texto cita el agotamiento progresivo del petróleo (piakoil), la cruzada contra el islam -pronto extensible a rusia y China-. Y yo añado el cambio climático (sin los gimoteos de cierto ecologismo, pero empieza a notarse) y la barbarie que empieza en forma de bandas de matones en las calles, -sean nacionales o inmigrados.
¿qué mejor acompañamiento musical para la película que estos iluminados se han montado?

Cordura -

Una vez más se echa de menos la indicación del autor del texto.

Además, una división por párrafos no vendría mal (para facilitar la lectura, claro).

Saludos.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres