Blogia

M O Q A W A M A

Debate: Los seis millones de judios, ¿una leyenda?

La cifra de seis millones de judios asesinados por los nazis, a diferencia de lo que pensábamos, no sale de los Juicios de Nuremberg, ni siquiera del cálculo estadístico de judios desaparecidos al final de la guerra como creíamos hasta ahora. La historia de ésta emblemática cifra, muchas veces cuestionada por los investigadores revisionistas, es muy anterior y tiene que ver más con las leyendas que con la historia de la Segunda Guerra Mundial. Veamos. La publicidad del Holocausto empezó allá por el año 1900, sí, has leido bien, en 1900. No en 1943, ni en 1944, ni en el 33. En 1900. El magnífico trabajo del Don Heddesheimer "The First Holocaust. Jewish Fund Raising Campaigns with Holocaust Claims During and After World War One" nos habla de varios artículos publicados en el New York Times anteriores a 1927 en los que ya se mencionan los "seis millones de judios", el "exterminio" y el "holocausto" reclamando la ayuda económica que necesitarían los judios en Europa del Este si se quería evitar una catástrofe humanitaria. El libro reproduce uno de los artículos publicados en The American Hebrew el año 1919 en el que ya se hablaba de los seis millones ¡25 años antes de que se construyeran las supuestas cámaras de gas del Tercer Reich! En este artículo se pueden leer frases como esta: Al otro lado del Atlántico seis millones de hombres y mujeres reclaman nuestra ayuda...seis millones de seres humanos ...seis millones de hombres y mujeres están muriendo...en el posible holocausto de la vida humana...seis millones de famélicos hombres y mujeres...



Heddeesheimer también prueba en su libro que dichas proclamas eran fraudulentas y nos muestra cómo ya desde el año 1900 los judios hablaban de los seis millones como un argumento efectivo para su causa. El inicio del Holocausto como reclamo sionista es pues anterior incluso a la Primera Guerra Mundial.

Pero no se acaban aquí las sorpresas, aún hay más. Acompañando en paralelo a esta serie ininterrumpida de campañas sobre los seis millones, y ya desde el año 1916, nos encontramos también con la de los gaseamientos. Así es. Esto es lo que publicaba el London Daily Telegraph el 22 de marzo de 1916 (a mediados de la primera Guerra Mundial): "Según fuentas fidedignas, las víctimas de búlgaros y austriacos sobrepasan los 700.000 ... mujeres, niños y ancianos fueron introducidos en iglesias por los austriacos y pasados a bayoneta o eliminados con gases asfixiantes." Hoy se sabe que esas fuentes fidedignas eran los servicios británicos suministrando mentiras como parte de su programa de propaganda durante la Primera Guerra Mundial. Es lo que hoy llamaríamos guerra psicológica o desinformación.




Pero resulta aún más sorpredente comparar esa "noticia" de la Primera Guerra Mundial con la que publicaba el mismo diario, no otro, sino el mismísimo London Daily Telegraph, pero esta vez el 25 de junio de 1942, es decir, durante la Segunda Guerra Mundial: "Los alemanes asesinan a 700.000 judíos en Polonia. Cámaras de gas móviles. Más de 700.000 judíos polacos han sido asesinados por los alemanes en la mayor masacre de la historia".




Imagino que esto hará pensar a más de uno.

.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

Un tailandés en el ejército nazi

Las memorias de Wicha Thitawat fueron publicadas en 1948, reeditadas con alteraciones en los años 50 y 70 y recientemente redescubiertas por el gran público. Khon Thay náy kong thap nasi- tailandeses en el ejército nazi- es un libro doblemente interesante: ofrece a los tailandeses de hoy una historia casi picaresca de un tailandés atrapado en una guerra europea y ofende a muchas certezas sobre la posición de este país durante la segunda guerra mundial. Tailandia fue aliada de Japón durante la guerra, un hecho incuestionable pasado por alto por la mayor por la generalidad de la historiografía que se ha hecho en la inmediata posguerra. El fascismo tailandés estaba en el poder cuando estalló la guerra y sacó partido del súbito colapso de la Francia metropolitana. Después del armisticio de 1940, las posesiones francesas en Indochina fueron el tema de las crecientes reivindicaciones nacionalistas de BangKok. El régimen del mariscal Phibun Songkhram reclamaba la devolución de territorios integrados en los protectorados franceses de Laos y Camboya, otrora pertenecientes a Siam.

Entre octubre de 1940 y mayo de 1941, Tailandia desarrolla una intensa guerra fronteriza contra el ejercito colonial francés, más no pudo conseguir sus objetivos.

La mediación en el conflicto fue impuesta a las dos partes por Japón, entretanto ya establecido en Indochina. La Francia de vichy aceptó la ocupación de facto de Vietnam e instó apoyo a los japoneses para aplacar los ímpetus tailandeses.

 

Cuando el Japón inició la guerra del Pacífico (diciembre de 1941), Tailandia permitió el paso del ejército imperial durante el ataque que se desarrolló contra la Malasia Británica, al sur, y Birmania, al oeste. Tailandia declaró la guerra a los Estados Unidos, pero sus fuerzas armadas se mantuvieron en suelo nacional. Como botín del aparente triunfo nipón, Tailandia recibió tres sultanatos malayos, tres provincias occidentales de Camboya y los Estados Shan pertenecientes a la colonia británica de Birmania.

 

Técnicamente, Tailandia fue el miembro más pequeño del Eje Berlín-Roma-Tokio. La admiración que los siameses tenían por Alemania no era reciente. Durante décadas, para contrarrestar la presión  colonialista francesa y británica, Siam profundizo sus relaciones comerciales con el Imperio Alemán. En vísperas de la Gran Guerra, Alemania era el segundo socio de Siam, tenía importantes concesiones y el desarrollo de grandes proyectos de obras públicas, comunicaciones y los ferrocarriles, además de tener cerca de dos centenares de técnicos y asesores de las fuerzas armadas y de costumbres, así como en los ministerios de Exteriores y de Economía. A cambio, Siam fue obligado a declarar la guerra a Alemania y enviar para el teatro de operaciones europeo occidental un cuerpo expedicionario, En Alemania vivían decenas de aristócratas siameses frecuentando universidades y academias militares. El padre del actual rey fue cadete y recibió galones de oficial de marina alemana en los años que precedieron a la guerra de 1914.

 

A finales de los años 30, el discurso oficial de Bangkok presentaba flagrantes coincidencias con la doctrina alemana del espacio vital: hablaba de una Gran Tailandia, la expulsión de los chinos, considerados los "Judios de oriente" la tailandificación de las minorías, una sociedad según el modelo de la jerarquía castrense. Los tailandeses eran recordados por su valentía inmemorial, su identidad jamás mancillada por la colonización europea, la superioridad de la espiritualidad oriental sobre el materialismo occidental.

 

Wicha era un estudiante de comunicaciones militares en Belgica cuando la Wehrmacht irrumpió en el país en mayo de 1940.

Entusiasta de Alemania, se dirigió a Berlín, donde termino un curso de oficiales, recibió galones y participo en la guerra integrado en una división blindada alemana. La embajada tailandesa en Berlín lo reconoció como agregado militar pero no le impiden participar en combates, hecho insólito para establecer una estrecha colaboración entre las autoridades de los dos países. Incluso si Wicha fuese un caso único, tal vez no hubiese pasado de caso insólito. Pero no, las fuerzas alemanas integraron a muchos otros jóvenes thais, que sentían un profundo odio por Francia y reino unido, Los voluntarios thais fueron incorporados en divisiones Waffen SS y lucharon hasta los últimos días del conflicto. Cuando la guerra termino, los norteamericanos, entonces muy preocupados con el ascenso del comunismo en Asia, los liberaron y regresaron a Tailandia., Whicha llegaría al puesto de embajador tailandés en Dinamarca y noruega en los años 60.

Fuente: http://combustoes.blogspot.com/2009/06/lembrando-6-de-junho-de-1944-o-estranho.html

¿ Quién controla America ?

El siguiente texto es una traducción del excelente artículo de investigación de National Vanguard, actualizado a noviembre de 2004, (original, aquí), sobre los dueños de los medios de comunicación y entretenimiento de EE.UU., y cómo los usan para inculcar la mentalidad que quieren en la población.

Se observa una gran similitud en la ideología que transmiten los medios en EE.UU. con la que transmiten en España y resto de países occidentales, lo cual es lógico, pues somos todos un mismo bloque “ideológico”.

 

* * * * * *

¿Quién controla EE.UU.?

La garra extranjera sobre nuestras noticias y medios de entretenimiento debe ser rota.

Por el equipo de investigación de National Vanguard Books
Kevin Alfred Strom, Director de Medios

P.O. Box 330 · Hillsboro · West Virginia 24946 · USA

NO HAY MAYOR PODER en el mundo hoy que el ejercido por los manipuladores de la opinión pública en EE.UU. Ningún rey o papa de la antigüedad, ningún general conquistador ni gran sacerdote jamás dispuso de un poder ni remotamente parecido que el de la escasa docena de hombres que controlan los medios de masas de EE.UU. de noticias y entretenimiento.

Su poder no es distante e impersonal; alcanza cada hogar en EE.UU., y ejerce su voluntad durante casi cualquier hora diurna. Es el poder que configura y moldea la mente de virtualmente cada ciudadano, joven o viejo, rico o pobre, simple o sofisticado.

Los medios de masas forman para nosotros nuestra imagen del mundo y luego nos dicen qué pensar acerca de esa imagen. Esencialmente todo lo que sabemos —o creemos que sabemos—acerca de los acontecimientos fuera de nuestro vecindario o círculo de conocidos llegan a nosotros a través de nuestro periódico, nuestra revista semanal, nuestra radio o nuestra TV.

No es sólo la tosca supresión de ciertas noticias de nuestros periódicos o la descarada propaganda de “docudramas” en la TV distorsionando la historia lo que caracteriza las técnicas de manipulación de la opinión de los dueños de los medios. Aúnan sutileza y minuciosidad en su gestión de las noticias y el entretenimiento que nos presentan.

Por ejemplo, la manera en que se cubren las noticias: qué cosas se resaltan y a cuáles se les quita importancia; la elección de las palabras del reportero, tono de voz y expresiones faciales; la redacción de los titulares; la elección de ilustraciones -todas estas cosas subliminalmente y profundamente afectan la manera en como interpretamos lo que vemos u oímos.

Además de esto, por supuesto, los columnistas y editores eliminan cualquier duda que quede en nuestras mentes para que no pensemos en ello en absoluto. Empleando técnicas psicológicas cuidadosamente desarrolladas, guían nuestros pensamientos y opiniones para que estemos en sintonía con “los nuevos tiempos”, la “gente guapa”, el “dinero inteligente”. Hacen que sepamos cuáles deberían ser nuestras actitudes en función de varios tipos de personas y comportamientos, situando a esas personas o ese comportamiento en el contexto de un drama o comedia televisivas y haciendo que los demás personajes reaccionen de la manera políticamente correcta.

Moldeando las mentes americanas.

Por ejemplo, una pareja racialmente mixta será respetada, aceptada, y bien vista socialmente junto con otros personajes, como un negro erudito directivo u hombre de negocios, o un homosexual sensible y lleno de talento, o un pobre pero honrado inmigrante ilegal de México. Por el contrario, un racista blanco -que es, cualquier blanco racialmente consciente que mira con desconfianza la rápida degradación o el rápido oscurecimiento racial en EE.UU.— es retratado en el mejor de los casos, como un despreciable fanático que es denigrado por los demás personajes, o en el peor de los casos, como un peligroso psicópata fascinado por las armas de fuego y es una amenaza para todos los buenos ciudadanos. El racista blanco chiflado por las armas, de hecho, se ha convertido en un estereotipo familiar en los espectáculos de la TV.

El americano medio, que pasa una parte excesiva de su vida viendo la TV, apenas distingue entre estas situaciones ficticias y la realidad. Responde a las actuaciones televisadas, manifestaciones, y actitudes de los actores de la tele tanto como lo hace con sus semejantes en la vida real. Para demasiados americanos el mundo real ha sido reemplazado por la falsa realidad del entorno de la TV, y es a esta falsa realidad a la que sus impulsos responden. Así, cuando un guionista en TV expresa aprobación de algunas ideas y acciones por medio de los personajes de la TV sobre los cuales está escribiendo y desaprueba otros, ejerce una poderosa presión sobre millones de espectadores hacia la aceptación de sus propios puntos de vista.

Y al igual que con el entretenimiento televisivo, con las noticias es lo mismo, tanto televisadas o en papel. Lo perverso de esta forma de control mental es que incluso cuando nos damos cuenta que el entretenimiento o las noticias están manipuladas, los dueños de los medios todavía son capaces de manipular a la mayoría de nosotros. Esto es porque no sólo son parciales con lo que presentan, sino que también establecen límites tácitos y reglas del juego para el espectro tolerable de opinión.

Por ejemplo, considérese el tratamiento de los medios de las noticias de Oriente Medio. Algunos editores o comentaristas son servilmente partidarios de Israel en todas sus declaraciones, mientras que otros parecen casi neutrales. A ninguno, sin embargo, le importa sugerir que el gobierno de los EE.UU. está respaldando el lado equivocado del conflicto árabe-israelí, o que el 11-S fue el resultado de ese apoyo. Ni a nadie le interesa sugerir, que sirve intereses judíos en vez de intereses norteamericanos, enviar tropas para invadir Iraq, el rincipal rival de Israel en Oriente Medio. Así, se permite un espectro de opinión desde pro-israelí a casi neutral.

Otro ejemplo es el tratamiento de los asuntos raciales en los Estados Unidos. Algunos comentaristas parecen casi desapasionados en informar sobre noticias de conflicto racial, mientras otros son emocionalmente partidarios -siempre en el lado no-blanco. Todos los presentadores de los medios sin excepción, sin embargo, toman la posición de que el “multiculturalismo” y el mestizaje racial, están aquí para quedarse y que son buenas cosas.

Como hay diferencias de grados, sin embargo, la mayoría de americanos fallan para darse cuenta que están siendo manipulados. Incluso el ciudadano que se queja de que las noticias están “manejadas” cae en la trampa de pensar que como se presenta con un aparente espectro de opinion, él puede escapar de la influencia de los controladores del pensamiento al fiarse del editor o comentarista de su elección. Es una situación “cabeza que gano, cola que pierdo” (¿?). Cada punto de vista de los aceptables se permite en los medios, y ningún hecho o punto de vista de los no aceptados se permite si lo pueden impedir.

El control de los medios moldeadores de opinión es casi monolítico. Todos los medios -TV, radio, periódicos, revistas, libros, películas- hablan con una única voz, cada una reforzándose mutuamente. A pesar de la apariencia de variedad, no hay desacuerdos reales, no hay fuentes alternativas de hechos o ideas accesibles a la gran masa de personas que podrían permitirles formar opiniones en desacuerdo con las de los dueños de los medios. Se presentan con una única visión del mundo -un mundo en el que cada voz proclama la igualdad de las razas, la infalible naturaleza del cuento judío del “Holocausto”, la perversidad de intentar parar la inundación de extranjeros no blancos cruzando nuestras fronteras, el peligro de permitir a los ciudadanos tener y llevar armas, la equivalencia moral de todas las orientaciones sexuales, y lo deseable de una sociedad “plural”, más que una homogénea de raza blanca. Es una visión del mundo diseñada por los dueños de los medios para encajar con sus propios objetivos, y la presión para adaptarse a esa visión es aplastante. La gente se adapta a sus opiniones, vota en consonancia con ellas, y configura sus vidas para encajar en ello.

¿Y quiénes son todos estos poderosos dueños de los medios?. Como veremos, en su gran mayoría son judíos. No es simplemente un asunto de los medios siendo controlados por capitalistas hambrientos de beneficios, algunos de los cuales resulta que son judíos. Si ese fuera el caso, la etnicidad de los dueños de los medios reflejaría, al menos aproximadamente, la proporción de gentiles ricos respecto de judíos ricos. Sin embargo, quitando unas pocas excepciones, la preponderancia de judíos en los medios es tan *aplastante* que estamos obligados a asumir que este hecho no tiene nada que ver con una mera casualidad.

Medios de entretenimiento y noticias electrónicas.

La constante desregulación gubernamental de la industria de las telecomunicaciones ha resultado en, no en un molesto incremento de la competencia, sino más bien en una acelerada oleada de fusiones corporativas y adquisiciones que han producido un puñado de conglomerados de medios multi- billonarios. El más grande de estos conglomerados está rápidamente creciendo incluso más aún al absorber a sus competidores, casi triplicándose en tamaño durante los años 90. Siempre que ves la TV, sea desde una emisora local o cable o por satélite; siempre que ves una película en un cine o en casa; siempre que escuchas la radio o música grabada; siempre que lees un periódico, libro o revista, es muy probable que la información u ocio que recibes esté producida o distribuída por una de estas megacompañías:

Time Warner. El mayor conglomerado hoy es Time Warner (brevemente llamada AOL-Time Warner; se quitó del nombre AOL cuando investigadores del gobierno cuestionaron las prácticas de contabilidad en la filial AOL), que llegó a ser lo que es cuando America Online compró Time Warner por 160.000 millones $ en 2000. La compañía resultante tuvo ingresos por 39.500 millones $ en 2003. La fusión unió a Steve Case, un gentil, como presidente de AOL-Time Warner, y Gerald Levin, un judío, como el CEO. Warner, fundada por los hermanos judíos Warner a principios del siglo pasado, rápidamente llegó a ser parte de la base del poder judío en Hollywood, un hecho tan bien conocido que es abiertamente admitido por autores judíos, como es el hecho que cada nueva adquisición pasa a ser dominada por judíos a su vez: Hablando de la fusión inicial de Time, Inc. con Warner, el escritor judío Michael Wolff dijo en la revista New York en 2001 “desde la fusión de Time Inc. con Warner hace diez años, una de las transiciones interesantes es que se ha transformado en una compañía judía.” (“From AOL to W,” New York magazine, January 29, 2001)

El tercer hombre más poderoso en AOL-Time Warner, al menos sobre el papel, era el vicepresidente Ted Turner, un gentil blanco. Turner había cambiado su Turner Broadcasting System, que incluía la CNN, a Time Warner en 1996 por un gran paquete de acciones de Time Warner. En Abril del 2001 Levin había efectivamente echado a Ted Turner, eliminándole de todo poder real. Sin embargo, Turner se quedó como un gran accionista abierto y miembro de la junta directiva.

Levin se pasó de listo, y en el ajuste de cuentas de mayo 2002 fue expulsado de la junta directiva. Para Ted Turner, que había perdido 7.000 millones de sus 9.000 millones por la mala gestión de Levin, fue poco consuelo. Turner se queda como un forastero sin control sobre los tejemanejes de la empresa. También bajo presión, Steve Case dimitió en mayo 2003. La junta reemplazó a los dos (Levin y Case), con un negro, Richard Parsons. Detrás de Parsons, la influencia y el poder judío sigue dominante.

AOL es el mayor proveedor de servicios de Internet del mundo, con 34 millones de clientes en EE.UU. Está siendo ahora usado como una plataforma online para el contenido judío de Time Warner. Jodi Kahn y Meg Siesfeld, ambos judíos, presiden el equipo Time Inc. Interactive bajo el editor ejecutivo Ned Desmond, un gentil blanco. Los 3 informan al editor jefe de Time Inc., Norman Pearlstine, un judío. Su trabajo es transferir el contenido de Time Warner a segmentos específicos objetivos de la audiencia de America Online, especialmente mujeres, niños y adolescentes.

Time Warner ya era el segundo más grande de los medios transatlánticos internacionales cuando se fusionó con AOL. La filial de Time Warner, HBO (26 millones de clientes) es la red de TV por cable de pago más grande de la nación. Su competidor, Cinemax es otra de las muchas empresas de cable de Time Warner.

Hasta la compra en mayo de 1998 de PolyGram por el judío milmillonario Edgar Bronfman, Jr., Warner Music fue la compañía discográfica más grande de América, con 50 sellos discográficos. Warner Music fue una temprana promotora del “gangsta rap”. A través de su compromiso con Interscope Records (antes de la adquisición de Interscope por otra firma de medios judíos), ayudó a popularizar un género cuyas gráficas letras explícitamente urgen a los negros a cometer actos de violencia contra los blancos. Bronfman compró Warner Music en 2004, manteniéndola sólidamente en manos judías.

Junto con cable y música, Time Warner está fuertemente involucrada en la producción de películas (Warner Brothers Studio, Castle Rock Entertainment, y New Line Cinema). La filial editorial de Time Warner está gestionada por su editor jefe, Norman Pearlstein, un judío. Él controla 50 revistas incluyendo Time, Life, Sports Illustrated, y People. Las empresas editoriales de libros incluyen Time-Life Books, el club Book-of-the-Month, Little Brown, y muchas otras. Time Warner también es dueña de Shoutcast y Winamp, las principales utilidades empleadas por la mayoría de las emisoras de radio, y, como reproductor dominante en la Recording Industry Association of America (RIAA), estaba esencialmente “negociando” consigo misma cuando las reglas de derechos de autor de la música de la radio por Internet fueron puestas que favorecían fuertemente a los proveedores de contenido y forzaron a muchas emisoras pequeñas a cerrar. (The Register, “AOL Time Warner toma control de la radio por Internet”, 8 de abril 2003).

La lección de Ted Turner: “Ten mucho cuidado con quien te juntas”

Cuando Ted Turner, el mandamás de los medios gentiles, hizo una oferta para comprar CBS en 1985, hubo pánico en las salas de juntas de los medios por todo el país. Turner había hecho una fortuna en publicidad y luego construyó una red de noticias por TV por cable, CNN, con más de 70 millones de clientes.

Aunque Turner nunca había tomado una posición contraria a los intereses judíos, fue considerado por William Paley y los otros judíos en CBS como incontrolable: un cañón suelto que podría en el futuro volverse contra ellos. Además, el periodista Daniel Schorr, que había trabajado para Turner, públicamente declaró que su anterior jefe tenía aversión a los judíos.

Para bloquear la oferta de Turner, los ejecutivos de CBS invitaron al multimillonario judío Laurence Tisch, (teatro, hotel, seguros y tabaco) a lanzar una oferta “amistosa” sobre CBS. Desde 1986 a 1995 Tisch fue el presidente y CEO de CBS, eliminando cualquier amenaza de influencia no judía allí. Los posteriores esfuerzos de Ted Turner para adquirir CBS fueron obstruídos por Gerald Levin (cuando estaba en la junta de Time Warner), que poseía casi el 20% de las acciones de CBS y tenía el derecho de veto sobre asuntos importantes. Pero cuando su socio judío Sumner Redstone ofreció comprar CBS por 34.800 millones $ en 1999, Levin no puso pegas.

Así, a pesar de ser un innovador y una fuente de exclusivas, Turner nunca tuvo las “conexiones” necesarias para ser un dueño de los medios. Finalmente decidió que, si no puedes vencerles, únete a ellos, y se vendió a Time Warner de Levin. Ted Turner lo resumió así:
“He tenido una vida increíble. Hizo muchas jugadas inteligentes, y he hecho mucho dinero. Luego algo pasó, y me mezclé con Time Warner, que parecía lo adecuado en ese momento. Y parecía bueno para los accionistas.

“Pero luego perdí el control. Pensé que tendría suficiente autoridad moral para tener toda la influencia en la nueva compañía. Si te metes en negocios, ten mucho cuidado con quién te juntas.

“Pensé que estaba comprando Time Warner, pero ellos me estaban comprando a mí. Teníamos un cierto tipo de diferencias en el punto de vista. Entonces ellos se fusionaron con AOL, y eso fue un completo desastre, al menos hasta aquí. He perdido el 85% de mi riqueza.”

Disney. El segundo mayor conglomerado hoy, con ingresos de 27.100 millones de $, es la compañía Walt Disney. Su personalidad dirigente y CEO es Michael Eisner, judío.

El imperio Disney, encabezado por un hombre descrito por los analistas de medios como “obsesionado por el control”, incluye varias productoras de TV, (Walt Disney Television, Touchstone Television, Buena Vista Television) y redes de cable con más de 100 millones de clientes en total. En cuanto a la creación de películas, el grupo Walt Disney Motion Pictures incluye Walt Disney Pictures, Touchstone Pictures, Hollywood Pictures, and Caravan Pictures. Disney también posee Miramax Films, dirigida por los hermanos judíos Weinstein, Bob and Harvey, que han producido películas tan ultra-groseras como The Crying Game, Priest, y Kids.

Cuando la compañía Disney era dirigida por la familia gentil Disney previamente a su toma de posesión por Eisner en 1984, protagonizaban un saludable entretenimiento para la familia. Mientras que todavía mantiene los derechos de Snow White, la empresa bajo Eisner ha expandido la producción de material del llamado “para adultos”.

En agosto 1995, Eisner adquirió Capital Cities/ABC, Inc., que es dueña de la cadena de TV por cable ABC, que tiene 10 emisoras de TV completas en mercados tan grandes como Nueva York, Chicago, Philadelphia, Los Angeles, San Francisco, and Houston. En total, en los Estados Unidos ABC tiene 225 emisoras de TV asociadas, más de 2.900 emisoras de radio y produce más de 7.200 programas de radio. ABC tiene 54 emisoras de radio y opera en otras 57, muchas en las principales ciudades como New York, Washington, y Los Angeles. Radio Disney, parte de ABC Radio Networks, proporciona programación dirigida a niños.

Sports network ESPN, una filial de cable de ABC, está dirigida por el presidente y CEO George W. Bodenheimer, que es judío. La corporación también controla Disney Channel, Toon Disney, A&E, Lifetime Television, SOAPnet e History Channel, con entre 86 y 88 millones de clientes cada uno. La cadena de TV ABC Family tiene 84 millones de clientes y, además de emitir entretenimiento, (parte del cual es muy grosero para un canal “familiar”), sirve también para la promoción del predicador cristiano sionista Pat Robertson.

Aunque en sus orígenes era una compañía de telecomunicaciones, ABC/Disney gana más de 1.000 millones $ en publicidad, y es dueña de Walt Disney Company Book Publishing, Hyperion Books, y Miramax Books. También es dueña de 6 periódicos diarios y publica más de 20 revistas. Disney Publishing Worldwide publica libros y revistas en 55 idiomas en 74 países, llegando a más de 100 millones de lectores mensuales.

En Internet, Disney controla Buena Vista Internet Group, ABC Internet Group, ABC.com, ABCNEWS.com, Oscar.com, Mr. Showbiz, Disney Online, Disney’s Daily Blast, Disney.com, Family.com, ESPN Internet Group, ESPN.sportzone.com, Soccernet.com, NFL.com, NBA.com, Infoseek (propiedad parcial), y Disney Interactive.

Viacom. En el nº 3 de la lista, con ingresos en el 2003 de algo más de 26.500 millones de $, está Viacom, Inc., encabezada por Sumner Redstone (nacido Murray Rothstein), judío. Melvin A. Karmazin, otro judío, fue el nº 2 en Viacom hasta junio 2004, manteniendo las posiciones de presidente y director operativo jefe. Karmazin queda como un gran accionista de Viacom. Reemplazando a Karmazin como co-presidentes y co-COO están un judío, Leslie Moonves, y Tom Freston, un posible judío. (No hemos sido capaces de confirmar el origen judío de Freston; ha trabajado para organizaciones judías y estuvo involucrado en el comercio textil, una industria fuertemente judía, importando ropa del tercer mundo a los EE.UU. en los años 70).

Viacom produce y distribuye programas de TV para las 3 cadenas más grandes, posee 39 emisoras de TV completas con otras 200 afiliadas en su CBS Television Network, es dueña de 185 emisoras de radio en su grupo de radio Infinity, y tiene más de 1.500 emisoras afiliadas por medio de su CBS Radio Network. Produce películas a través de Paramount Pictures, encabezada por la judía Sherry Lansing (nacida Sherry Lee Heimann), que está planeando retirarse a finales de 2005.

Viacom fue formada como una manera de evadir la legislación anti-monopolio de la FCC que obligó a CBS a separar una parte de sus operaciones de TV por cable y negocios de programación sindicados. Este movimiento del gobierno desafortunadamente no hizo nada para reducir el monopolio principalmente colaboracionista judío que queda como el mayor problema con la industria. En 1999, después de que CBS había de nuevo crecido al comprar King World Productions (un sindicador de programas líder de TV), Viacom adquirió su compañía progenitora, CBS, en una doble burla del espíritu de la legislación de 1971.

Redstone adquirió CBS siguiendo los votos de los accionistas de diciembre 1999 en CBS y Viacom. CBS Television ha sido dirigida desde hace mucho por el previamente mencionado Leslie Moonves; el otro co-presidente de Viacom, Tom Freston, encabezó MTV, empresa de la que tiene el 100% del capital.

Viacom también posee Country Music Television y los canales de cable The Nashville Network y es el mayor anunciante externo (carteleras, etc.) de los EE.UU. La filial de publicidad de Viacom incluye Simon & Schuster, Scribner, The Free Press, Fireside, y Archway Paperbacks. Distribuye vídeos a través de sus más de 8.000 vídeoclubes Blockbuster. Está también involucrada en emisión por satélite, parques temáticos, y vídeojuegos.

Sin embargo, el principal mérito del jefe de Viacom para la fama es ser el proveedor más grande del mundo de programación para cable a través de Showtime, MTV, Nickelodeon, Black Entertainment Television, y otras cadenas. Desde 1989 MTV y Nickelodeon han adquirido mayores cuotas de pantalla de audiencia de TV juvenil. MTV domina el mercado de TV para espectadores entre 12 y 24 años de edad.

Sumner Redstone posee el 76 % de las acciones de Viacom. Ofrece Jackass (supongo que nombre propio) como un modelo de adolescente y promociona rock mestizo y vídeos de rap en 342 millones de hogares en 140 países y es una influencia cultural dominante en adolescentes blancos por todo el mundo. MTV también hace películas de mestizaje racial como Save the Last Dance.

Nickelodeon, con más de 87 millones de clientes, tiene de lejos la mayor cuota de pantalla de la audiencia infantil (entre 4 y 11 años) en EE.UU. y está expandiéndose rápidamente en Europa. La mayoría de sus espectáculos no muestran todavía la llamativa degeneración que es la marca de MTV, pero Redstone está gradualmente yendo hacia ese camino. Nickelodeon mantiene una trayectoria de 12 años como la cadena de cable principal para niños y adolescentes.

NBC Universal. Otro magnate es Edgar Bronfman, Jr. Encabezó Seagram Company, Ltd., el gigante del licor, hasta sus reciente fusión con Vivendi. Su padre, Edgar Bronfman, Sr., es presidente del Congreso Judío Mundial.

Seagram poseía Universal Studios y después compró Interscope Records, el principal promotor de “gangsta rap”, de Warner. Universal e Interscope ahora pertenecen a Vivendi Universal, que se fusionó con NBC en Mayo 2004, con la compañía padre ahora llamada NBC Universal.

Bronfman se convirtió en el hombre más importante en el negocio discográfico en mayo de 1998 cuando también adquirió el control de PolyGram, el gigante discográfico europeo, al pagar 10.600 millones de $ al fabricante de electrónica holandés Philips.

En junio de 2000, la familia Bronfman cambió Seagram a Vivendi por acciones en Vivendi, y Edgar, Jr. se convirtió en vicepresidente de Vivendi. Vivendi era originariamente una compañía francesa de “utilities”, y era entonces dirigida por el gentil Jean-Marie Messier. Un abordaje de un grupo de directores encabezados por Bronfman forzó a Messier a dimitir en julio 2002.

Vivendi también adquirió al judío Barry Diller, USA Networks en 2002. (Diller es el dueño de InterActive Corporation, que posee Expedia, Ticketmaster, The Home Shopping Network, Lending Tree, Hotels.com, CitySearch, Evite, Match.com, y otros negocios en Internet). Vivendi combinó USA Network, Universal Studios, Universal Television, y parques temáticos en Vivendi Universal Entertainment (VUE).

Tras la fusión Vivendi-NBC, Bronfman usó sus cuantiosos beneficios personales y recientemente compró Warner Music de la dominada por judíos Time Warner. El actual presidente de NBC Universal es un gentil a menudo asociado con causas judías, empleado en la NBC desde hace mucho, Bob Wright. Ron Meyer, judío, es presidente y director operativo jefe de Universal Studios. Stacet Snider, también judío, es el presidente de Universal Pictures. El presidente de NBC Universal Television Group es Jeff Zucker, otro judío.

Con 2 de los 4 principales conglomerados en manos de judíos (Disney y Viacom), con ejecutivos judíos dirigiendo las operaciones de los medios de NBC Universal, y con judíos llenando una gran proporción de empleos ejecutivos en Time Warner, es improbable que tal aplastante grado de control se haya producido sin un deliberado y concertado esfuerzo por parte de los judíos.

Otras compañías de medios: News Corporation de Rupert Murdoch posee Fox Television Network, Fox News, FX Channel, 20th Century Fox Films, Fox 2000, y la editorial Harper Collins. News Corp. es la quinta corporación de medios más grande de la nación, con ingresos en el 2003 de aproximadamente 19.200 millones $. Es la única empresa que se acerca a los 4 grandes.

Fox News Channel ha sido clave promocionando la agenda neoconservadora judía que subyace tras la guerra de Iraq y que anima tanto a la administración de George W. Bush y el “nuevo conservadurismo” que abraza el agresivo Sionismo y multiracialismo.

Murdoch es nominalmente un gentil, pero hay alguna incertidumbre sobre sus orígenes y él vigorosamente ha soportado el Sionismo y otras causas judías durante su vida. (El historiador David Irving ha publicado información de una fuente de alto nivel de medios de comunicación que dice que su madre, Elisabeth Joy Green, era judía, pero no hemos sido capaces de confirmar esto). El ejecutivo número 2 de Murdoch es Peter Chernin, que es presidente y director operativo jefe y judío.

Bajo Chernin, los judíos mantienen posiciones clave en la empresa: Gail Berman lleva Fox Entertainment Group; Mitchell Stern encabeza la filial de TV por satélite DirecTV; Jane Friedman es presidenta y CEO Harper Collins; y Thomas Rothman es presidente de Fox Filmed Entertainment. News Corporation también posee New York Post y TV Guide, y ambos son publicadas bajo la supervision de Chernin. El principal periódico neoconservador impreso, The Weekly Standard, es también publicado por News Corporation y editado por William Krislo, y portavoz “intelectual” neocon y líder judío.

La mayoría de las compañías de películas y TV que no son propiedad de grandes corporaciones están también controladas por judíos.

Por ejemplo, Spyglass, una productora de cine “independiente” que ha hecho películas como The Sixth Sense, The Insider, y Shanghai Noon, está controlada por sus fundadores judíos Gary Barber y Roger Birnbaum, que son co-presidentes. Jonathan Glickman sirve como presidente y Paul Neinstein es vicepresidente ejecutivo. Ambos son judíos. Spyglass hace películas exclusivamente para DreamWorks SKG.

La más conocida de las compañías de medios más pequeñas, DreamWorks SKG, es un asunto estrictamente kosher. DreamWorks fue formada en 1994 por el magnate David Geffen, de la industria discográfica, el anterior presidente de Disney Pictures Jeffrey Katzenberg y el director de cine Steven Spielberg, los 3 judíos. La compañía produce películas, películas animadas, programas de TV y música. Considerando el dinero y conexiones que Geffen, Katzenberg y Spielberg tienen, DreamWorks puede pronto estar en la misma liga que los 4 grandes.

Un estudio principal, Columbia Pictures, es poseído por la empresa japonesa multinacional Sony. No obstante, la presidenta es la judía Amy Pascal, y su obra completamente refleja la agenda social judía. La filial de música Sony recientemente se fusionó con el gigante de la música europeo BMG para formar Sony BMG Music Entertainment, ahora uno de los distribuidores de música más grandes del mundo. Está encabezado por el CEO Andrew Lack, anterior presidente y CEO de NBC y judío. Las operaciones generales de Sony en EEUU están dirigidas por un judío llamado Howard Stringer, antes en CBS, que contrató a Lack.

Es bien conocido que los judíos han controlado la mayoría de la producción y distribución de películas desde poco después del inicio de la industria cinematográfica en las primeras décadas del siglo 20. Cuando Walt Disney murió en 1966, la última barrera a la total dominación judía desapareció, y los judíos se adueñaron de la propiedad de la compañía que Walt construyó.

Las películas producidas por siete de las empresas mencionadas arriba -Disney, Warner Brothers, Paramount (Viacom), Universal (NBC Universal), 20th Century Fox (News Corp.), DreamWorks, and Columbia (Sony)—contabilizaron el 94% de la recaudación total del año 2003.

Las 3 grandes cadenas de TV solían ser ABC, CBS y NBC. Con la consolidación de los imperios de medios, estos 3 ya no son entidades independientes. Sin embargo, mientras fueron independientes, cada una fue controlada por un judío desde el principio: ABC por Leonard Goldenson; NBC primero por David Sarnoff y luego por su hijo Robert; and CBS primero por William Paley y luego por Laurece Tisch. Durante varias décadas estas empresas fueron ocupadas con cargos de arriba a abajo con judíos, y la judaicidad esencial de las cadenas de television no cambió cuando fueron absorbidas por otras corporaciones dominadas por judíos. La presencia judía en las noticias de TV queda particularmente fuerte.

NBC es un buen ejemplo de esto. El presidente de NBC News es Neal Shapiro. Jeff Zucker es el presidente de NBC Universal Television Group president. Informando directamente a Zucker está su amigo cercano Jonathan Wald, anterior productor de programas de NBC, ahora consultor senior para CNBC. David M. Zaslav es presidente de NBC Cable (y también director de la empresa de vídeo digital TiVo Inc.). El presidente de NBC es Rick Kaplan. Todos ellos judíos.

Una similar preponderancia existe en las filiales de noticias de las otras empresas. Sumner Redstone, Tom Freston, and Les Moonves controlan CBS de Viacom. Moonves demonstró su poder en 2002 reemplazando a todo el equipo del nuevo CBS Early Show. También es sobrino-nieto del líder sionista David Ben-Gurion, el primer primer-ministro de Israel. (Nota de qbit: Este es el que afirmó que la humanidad acabaría unificada bajo la ONU y dirigida por el trono de Israel). Al Ortiz (también judío) es productor ejecutivo y director de sucesos especiales para CBS News. El productor ejecutivo senior Michael Bass y Victor Neufeld (anterior productor de 20/20 de ABC) produce CBS Early Show; ambos son judíos.

En ABC, David Westin, que es judío según Jeffrey Blankfort del Middle East Labor Bulletin, es el presidente de ABC News. El vicepresidente senior para noticias en ABC es Paul Slavin, también judío. Bernard Gershon, judío, es vicepresidente senior/director general de ABC News Digital Media Group, en cargo de ABCNEWS.com, ABC News Productions, y ABC News Video Source.

Los medios escritos

Tras las noticias de TV, los diarios son el medio de información más influyente de EE.UU. Alrededor de 58 millones se venden (y presumiblemente leen) al día. Estos millones se dividen entre unas 1.456 publicaciones diferentes. Uno podría concluír que la gran cantidad de diferentes periódicos por todo EE.UU. proporcionaría una salvaguarda contra el control minoritario y la distorsión. Pues va a ser que no. Hay menos independencia, menos competencia y mucha menos representación de los intereses de la mayoría de lo que un observador casual podría pensar.

En 1945, 4 de cada 5 periódicos eran independientes y publicados por gente local con estrechos lazos a sus comunidades. Esos días se fueron. La mayoría de los periódicos independientes fueron comprados o sacados del negocio a mediados de los 70. Hoy, la mayoría de periódicos locales son poseídos por un más bien pequeño número de grandes empresas controladas por ejecutivos que viven a cientos o incluso miles de millas de distancia. Hoy menos del 20 % de los 1.456 periódicos del país son independientes; el resto pertenecen a cadenas multi-periódicos. Sólo 103 del número total tienen tiradas de más de 100.000 ejemplares. Sólo un manojo son suficientemente grandes para mantener equipos directivos independientes fuera de sus propias comunidades; el resto deben depender de estos pocos para todas sus noticias nacionales e internacionales.

The Associated Press (AP), que vende contenido a periódicos, está actualmente bajo el control de su vicepresidente y editor de gestión judío Michael Silverman, que dirige los reportajes de noticias del día a día y supervisa los departamentos editoriales. Silverman ha dirigido las noticias nacionales de AP como editor de gestión adjunto, comenzando en 1989. La judía Ann Levin es la editora de noticias nacional de AP. Silverman y Levin están bajo Jonathan Wolman, también judío, que fue promocionado a vicepresidente senior de AP en noviembre 2002.

En sólo el 2% de las ciudades de EEUU hay más de un periódico diario, y la competencia es frecuentemente nominal entre ellos, como entre ediciones matinales y de la tarde bajo el mismo dueño o bajo acuerdos de operación conjunta.

Mucha de la competencia ha desaparecido por las tácticas monopolísticas de la “holding company” judía Newhouse, Advanced Publications. Advance Publications compra uno de los dos periódicos de la competencia, y luego comienza una guerra publicitaria rebajando los precios de los anuncios, que lleva a ambos periódicos al filo de la bancarrota. Advance Publications luego compra el periódico competidor. A menudo ambos periódicos continúan: uno como periódico matinal y el otro como de la tarde. A veces, se cierra uno de los dos quedando uno sólo en esa ciudad. Por ejemplo, en 2001 los Newhouse cerraron el Herald-Journal de Syracusa, quedándose el otro periódico de Siracusa, el Post-Journal, con un monopolio.

El imperio Newhouse proporciona un ejemplo de más que falta de competencia real en los diarios de EEUU: también ilustra el insaciable apetito judío por todos los órganos de control de opinión en los cuales pueden hincar sus garras. Los Newhouse tienen 31 periódicos, incluyendo varios grandes e importantes, tales como Cleveland Plain Dealer, Star-Ledger de Newark, y el de New Orleans Times-Picayune; Newhouse Broadcasting, formado por emisoras de TV y operaciones de cable; el suplemento dominical Parade, con una tirada de más de 35 millones de ejemplares por semana; unas 2 docenas de revistas importanes, incluyendo The New Yorker, Vogue, Wired, Glamour, Vanity Fair, Bride’s, Gentlemen’s Quarterly, Self, House & Garden, y todas las otras revistas cuyo capital tienen al 100% del grupo Conde Nast. La dirección de las revistas es, como usted podría esperar, muy kosher. Parade puede servir como ejemplo: Su publicador es Randy Siegel, su editor y vicepresidente senior es Lee Kravitz, su director creativo es Ira Yoffe, su editor científico es David H. Levy, y su editor de salud es Dr. Isadore Rosenfeld.

Este imperio de medios judíos fue fundado por el antiguo Samuel Newhouse, un inmigrante de Rusia. Cuando murió en 1979 a la edad de 84, legó propiedades en medios valorados en 1.300 millones $ estimados a sus 2 hijos, Samuel y Donald. Con una cierta cantidad de adquisiciones posteriores, el valor de la red de Advance Publications ha crecido a más de 9.000 millones hoy. El crecimiento de tantos periódicos por la familia Newhouse fue facilitada por la estructura de ingresos publicitarios de los periódicos. Los periódicos, en gran parte, no se mantienen por sus clientes, sino por sus anunciantes. Es el ingreso publicitario -no el pequeño obtenido de los lectores- el que principalmente paga el sueldo del editor y proporciona beneficios al dueño. Siempre que los grandes anunciantes en una ciudad eligen favorecer un periódico sobre otro con su negocios, el favorecido crecerá mientras que su competidor muere. Desde el comienzo del siglo pasado, cuando el poder mercantil judío en EEUU llegó a ser una fuerza económica dominante, ha habido un alza constante en la cantidad de periódicos americanos en manos judías, acompañados por una declinación constante en la cantidad de periódicos gentiles competidores -una extensión del resultado de las políticas publicitarias selectivas por mercantes judíos.

Además, incluso aquellos periódicos todavía bajo manos y gestión gentiles son tan fuertemente dependientes de los ingresos publicitarios judíos que sus políticas informativas de noticias y editoriales son grandemente restringidas por judíos guste o no. Se mantiene cierto en los negocios periodísticos como en todas partes que el que paga manda.

Tres periódicos judíos.

La supresión de la competencia y el establecimiento de monopolios locales en la difusión de noticias y opinión han caracterizado el alza del control judío sobre la prensa americana. La capacidad resultante de los judíos para usar la prensa como un instrumento sin oposición de la política judía podría difícilmente ser mejor ilustrada que con los ejemplos de los 3 más prestigios e influyentes periódicos: el New York Times, el Wall Street Journal, y el Washington Post. Estos tres, dominando los capitales políticos y financieros de EEUU, son los periódicos que ponen las tendencias y las guías para casi todos los demás. Son los que deciden qué es noticia y qué no lo es a niveles nacionales e internacionales. Originan las noticias; los otros meramente las copian. Y los tres están en manos judías.

El New York Times, con una tirada en el 2003 de 1,119,000, es la guía no oficial social, de moda, entretenimiento, política y cultural de la nación. Dice a la “smart set” de America qué libros comprar y qué películas ver; qué opiniones están de moda en el momento; qué políticos, educadores, líderes espirituales, artistas y hombres de negocios son los de éxito. Y durante unas pocas décadas en el siglo 19, fue un genuino periódico americano.

El New York Times fue fundado en 1851 por dos gentiles, Henry J. Raymond y George Jones. Después de sus muertes, fue comprado en 1896 de la propiedad de Jones por un adinerado editor judío, Adolph Ochs. Su tataranieto, Arthur Sulzberger, Jr., es el actual editor del periódico y el presidente del New York Times Co. Russell T. Lewis, también judío, es presidente y director ejecutivo jefe de The New York Times Company. Michael Golden otro judío, es vicepresidente. Martin Nisenholtz, judío, lleva sus masivas operaciones por Internet.

La familia Sulzberger también posee, a través de New York Times Co., otros 33 periódicos, incluyendo el Boston Globe, comprado en junio 1993 for 1.100 millones $; 8 emisoras de TV y 2 de radio; y más de 40 operaciones Web orientadas a noticias. También publica el International Herald Tribune, el diario de idioma inglés más ampliamente distribuído en el mundo. El New York Times News Service transmite historias de noticias, “features”, y fotos de New York Times por cable a otros 506 periódicos, agencias de noticias y revistas.

De importancia nacional similar es el Washington Post, que, al establecer sus “filtraciones” de agencias del gobierno en Washington, tiene una pista más cercana en las noticias relacionadas con el gobierno Federal.

El Washington Post, como el New York Times, tuvo un origen no judío. Fue establecido en 1877 por Stilson Hutchins, comprado a él en 1905 por John McLean, y después heredado por Edward B. McLean. En junio 1933, sin embargo, en el pico de la Gran Depresión, el periódico cayó en bancarrota. Fue comprado en la subasta por Eugene Meyer, un financiero judío y anterior socio del infame Bernard Baruch, un judío que fue zar de la industria en EEUU durante la 1ª Guerra Mundial. El Washington Post fue dirigido por Katherine Meyer Graham, la hija de Eugene Meyer hasta su muerte en 2001. Ella fue la principal accionista y presidenta de Washington Post Company; y puso a su hijo, Donald Graham, de publicador del periódico en 1979. Donald se convirtió en CEO de Washington Post Company en 1991 y su presidente en 1993, y la cadena de control judío sigue sin romperse. El periódico tiene una tirada diaria de 732.000 y su edición dominical vende más de 1 millón.

El Washington Post Company tiene una cierta cantidad de filiales en periódicos (Gazzette Newspapers, incluyendo 11 publicaciones militares); en TV (WDIV en Detroit, KPRC en Houston, WPLG en Miami, WKMG en Orlando, KSAT en San Antonio, WJXT en Jacksonville); y en revistas, más notablemente la revista semanal número 2 de la nación, Newsweek.

Las empresas de TV de Post Company alcanzan un total de unos 12 millones de hogares, y su servicio de TV por cable, Cable One, tiene 750.000 clientes.

El Wall Street Journal vende 1,820,000 copias cada día laborable y es propiedad de Dow Jones & Company, Inc., una empresa de New York que también publica otros 33 periódicos y el semanario financiero Barron’s. El presidente y CEO de Dow Jones es Peter R. Kann, que es judío. Kann también tiene los cargos de presidente y editor de Wall Street Journal.

La mayoría de los otros periódicos principales de Nueva York no están en mejores manos que el New York Times y el Wall Street Journal. En enero de 1993, el New York Daily News (tirada: 729.000) fue comprado al último magnate judío de los medios Robert Maxwell (nacido Ludvik Hoch) por el inversor inmobiliario judío Mortimer B. Zuckerman. Otro judío, Les Goodstein, es el presidente y director operativo jefe de New York Daily News. Y, como se mencionó arriba, el New York Post de inclinación neoconservadora, (tirada 652.000) es propiedad de News Corporation bajo la supervision del judío Peter Chernin.

Revistas de noticias

La historia es similar para otros medios como lo es para televisión, radio, películas, música y periódicos. Considere, por ejemplo, las revistas. Hay sólo 3 de gran importancia publicadas en los Estados Unidos: Time, Newsweek, y U.S. News & World Report.

Time, con una tirada semanal de 4.1 millones, es editada por una filial de Time Warner Communications, el conglomerado de medios informativos formado por la fusión en 1989 de Time, Inc. con Warner Communications. El editor jefe de Time Warner Communication es Norman Pearlstein, un judío.

Newsweek, como se mencionó arriba, es editada por Washington Post Company, bajo el judío Donald Graham. Su tirada semanal es 3.2 millones.

U.S. News & World Report, con una tirada semanal de 2 millones, es propiedad de y editada por el antes mencionado Mortimer B. Zuckerman, que también ha tomado la posición de editor jefe de la revista para sí mismo. Zuckerman también es dueño del tabloide de Nueva York, Daily News, que es el 6º periódico más grande de la nación.

Nuestra responsabilidad.

Estos son los hechos del control de los medios en EE.UU. Cualquiera deseando pasar unas horas en una gran biblioteca examinando las ediciones actuales de los anuarios de las industrias de la radio y la televisión y en los directorios de periódicos y revistas, tales como las publicadas por Standard and Poors y por Dun and Bradstreet; y en obras de referencia biográficas estándares puede verificar su exactitud. Son innegables. Cuando se confrontan con estos hechos, los portavoces judíos habitualmente usarán tácticas evasivas. “¡Ted Turner no es judío!” anunciarán triunfantemente, como si eso sentenciara el problema. Si se les presiona más allá, ellos acusarán al oponente de “anti-semitismo” por incluso mencionar el asunto. Es el temor de esta acusación que mantiene a muchas personas que conocen los hechos en silencio.

Pero no debemos permanecer callados en este el más importante de los problemas. El control judío de los medios de masas en EE.UU. es el único hecho más importante de la vida, no sólo en EE.UU., sino en el mundo entero hoy. No hay nada – plagas, hambre, colapso económico, incluso guerra nuclear- más peligroso para el futuro de nuestro pueblo.

El control judío de los medios determina la política exterior de los Estados Unidos y permite a los intereses judíos más que los intereses americanos decidir cuestiones de guerra y paz. Sin el control judío de los medios, no habría habido Guerra del Golfo Pérsico, por ejemplo. No habría habido masacre de la OTAN de civiles serbios. No habría habido Guerra de Iraq, y miles de vidas se habrían salvado. Habría habido poco, si algo, de apoyo americano al estado sionista de Israel, y los odios, enemistades y terror de Oriente Medio nunca habría venido a nuestras costas.

Al permitir a los judíos controlar nuestros medios de entretenimiento y de noticias, estamos haciendo más que meramente darles una influencia decisiva en nuestro sistema político y control virtual de nuestro gobierno; también estamos dándoles el control de las mentes y almas de nuestros hijos, cuyas actitudes e ideas están configuradas más por la TV judía y películas judías que por los padres, colegios o cualquier otra influencia.

Los medios de entretenimiento controlados por judíos han tomado la iniciativa en persuadir a una completa generación que la homosexualidad es una normal y aceptable forma de vida; que no hay nada malo con que mujeres blancas se citen o casen con hombres negros, o que hombres blancos se casen con mujeres asiáticas; que todas las razas son hereditariamente iguales en habilidad y carácter -excepto que el carácter de la raza blanca es sospechoso debido a una historia de oprimir a otras razas; y que cualquier esfuerzo de los blancos en la auto-preservación es criticable.

Debemos oponernos a que se siga difundiendo este veneno entre nuestro pueblo, y debemos romper el poder de aquellos que están difundiéndolo. Sería intolerable por tal poder estar en manos de una minoría extranjera con valores e intereses diferentes de los nuestros. Pero permitir a los judíos, con su historia de 3.000 años de arruinar naciones, desde el antiguo Egipto hasta Rusia, mantener tal poder sobre nosotros es equivalente al suicidio racial. Desde luego, el hecho de que tantos americanos blancos hoy estén tan llenos de un sentimiento de culpa racial y auto-odio que hace que estén activamente buscando la muerte de su propia raza es una consecuencia deliberada del control judío de los medios.

Una vez que hemos absorbido y entendido la realidad del control judío de los medios, es nuestra inexcusable responsabilidad hacer lo que sea necesario para romper ese control. Debemos combatir este maligno poder que ha ceñido su puño sobre nuestro pueblo y está inyectando su veneno letal dentro de las mentes y almas de nuestro pueblo. Si nuestra raza falla en destruírlo, ciertamente destruirá nuestra raza.

Medios de nuestra propiedad.

Un número creciente de americanos blancos están trabajando para construír nuevos medios no bajo el control judío. National Vanguard Books, la editoral de este panfleto, también publica su propia revista de noticias, opinión y pensamiento a todo color, National Vanguard, una muestra de la cual está disponible en la dirección de abajo por 5 dólares en los EE.UU. y Canadá, y 8 dólares en el resto. También operamos un sitio web de comentarios y de noticias, actualizado varias veces diariamente, en NationalVanguard.org; y un programa de radio semanal, American Dissident Voices. El programa en sí mismo y su horario de emisión están disponibles en natvan.com y NationalVanguard.org o escribiendo a la dirección de abajo. Es vital que apoyemos nuestros medios alternativos.

National Alliance, la organización padre de National Vanguard Books, es una organización afiliada de activistas trabajando por los intereses blancos y ayudando a construír y fundar nuestros nuevos medios. Para más información sobre la afiliación a Alliance, escriba a P.O. Box 90, Hillsboro WV 24946 USA.

Copias de este artículo en folleto pueden ser pedidas de National Vanguard Books, P.O. Box 330, Hillsboro, WV 24946 USA. 10 copias, $6. 25 copias, $9. 100 copias, $20. 1000 copias, $154. Precios incluye envío. Nuestro catálogo de libros, listando más de 600 libros, vídeos y grabaciones de audio, están disponibles por 3 dólares ¿contra reembolso? (“postpaid”).

Este documento está también disponible en versión Adobe PDF.

Todo el contenido copyright ©2004 National Vanguard Books, Inc. Dueños de medios, directores, y relaciones empresariales cambian de vez en cuando, claro. Todos los nombres y otros datos en este informe, excepto donde se indique, son exactos a fecha de Noviembre 2004.

 

Quantcast

 

Siria, donde el ejército aún saluda brazo en alto

El general Ali Habib Mahmud jura su cargo como Ministro de Defensa en 2009 ante el presidente al Assad.

Otro general sirio saluda brazo en alto al presidente al Assad.

Recordar que el hasta 2004, ministro de Defensa, Gen. Mustafa Tlass (1972-2004) escribió un libro sobre el crimen ritual judío ocurrido en Damasco en el siglo XIX.

También es necesario aclarar que en Siria ha existido movimientos de inspiración fascista como los camisas de acero de Fakhri al-Barudi o el Partido SocialNacionalista Sirio de Antoun Saade.

 Las camisas de acero de Fakhri al-Barudi y Munir al-Ajlani, inspirado por los nazis en Alemania y los fascistas en Italia, durante mediados de la Segunda Guerra Mundial

Los planes atómicos de Franco y Carrero

 El almirante Luis Carrero Blanco desvió cuantiosos fondos para dotar a España de la tecnología nuclear de doble uso, civil y militar, al mismo tiempo que impidió las inspecciones del OIEA y se negó a firmar el Tratado de no Proliferación (TNP). Estos planes respondieron a la doctrina de las FFAA hasta que, en los ochenta, Felipe González firmó el TNP

TEXTO: ROBERTO QUMATA

Bastan dos submarinos nucleares apostados en el estrecho para abortar los planes marroquí­es de invadir Ceuta y Melilla. Pero para ello hay que dar luz verde al proyecto que, por otra parte, forma parte de la doctrina militar del Ejército español y poner los millones encima de la mesa. La Armada apoya sin fisuras la idea de construir sumergibles propulsados por energí­a atómica.

No es una idea descabellada. La existencia de la central nuclear de Vandellós posibilita la obtención de plutonio para fines militares. ¿Y el uranio? En Europa están localizados 1,2 millones de tonelada de uranio. España, con 4.650 toneladas, es el segundo país de la Unión Europea en reservas evaluadas, por detrás de Francia, con 13.460.

En Galicia, por ejemplo, la mineralización en rocas plutónicas epigenéticas se localiza en Sas do Monte, municipio de Montederramo (Ourense), y en Friol y Vilamaior (Lugo), mientras que las rocas metamórficas singenéticas, en O Porriño (Pontevedra), según la presente investigación de EL CORREO.

Una bomba atómica es posible a partir de 17 kilos de uranio enriquecido. La obtención de plutonio es factible a través del proceso de fisión con el uranio, que se obtiene de los residuos de centrales como la de Vandellós, que, por su grafito, es altamente
plutonífera.

España lo tiene todo para mostrar a Londres y Rabat su musculatura nuclear. Gibraltar, Ceuta y Melilla componen el triángulo sensible de la política exterior del franquismo. Vigón, Carrero y Navascués comprenden al día siguiente de Hiroshima el poder devastador de la bomba atómica.

La CIA redactó un informe el 17 de mayo de 1974 que, desclasificado en 2008 a petición del Archivo Nacional de Seguridad de la Universidad George Washington, indica que el Gobierno de Franco proyectó el desarrollo de un pequeño arsenal nuclear para reforzar su posición internacional con ánimos de exhibir su músculo militar a Gran Bretaña por la cuestión de Gibraltar; al soberano de Marruecos, Hasán II, por Ceuta, Melilla y el Sáhara, y a un nuevo enemigo impredecible: la nueva y descolonizada Argelia, de la que temí­a que pactase con Rabat.

Ya que el almirante Carrero Blanco siente especial predilección por el general De Gaulle y en vista de que Francia está dispuesta a vender a España una central de grafito-gas, según cuenta en sus memorias el entonces embajador en Francia, José Marí­a de Areilza, el Gobierno de Franco podrá disponer de una planta que no necesitará enriquecer el uranio para su funcionamiento. Basta con reutilizar sus residuos para obtener oro pulido de altí­simo valor militar: el plutonio.

Por otra parte, la Francia del general De Gaulle no forma parte de la estructura militar de la OTAN y se niega a que los inspectores del Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA) curioseen sus instalaciones nucleares. (En maldita hora, años después, Chirac muestra a Sadam Husein el juguete atómico Cadarache, que supone cambiar tecnologí­a nuclear por petróleo). Carrero, al mismo tiempo, se resiste a entrar en la Alianza Atlántica y, lo que duele más a los americanos, se niega a firmar el Tratado de no Proliferación Nuclear (TNP).

"España es uno de los paí­ses de Europa merecedores de atención por su posible proliferación de armas nucleares en los próximos años", dice el informe de la CIA. "Tiene reservas propias de uranio de moderado tamaño, un extenso programa de desarrollo nuclear (tres reactores operativos, siete en construcción y otros diecisiete más en proyecto) y una planta piloto de enriquecimiento de uranio".

El resto de las 50 páginas del documento ya son consideraciones de orden político. La CIA incorpora a España al grupo de paí­ses peligrosos: Brasil, Irán, Corea del Sur, Pakistán y Egipto, que, al menos, necesitarí­an "diez años para desarrollar su programa nuclear". El peligro de estos paí­ses, según la inteligencia americana, radica en que "alguno de ellos podrí­a detonar un ingenio experimental antes de ese tiempo, quizás considerablemente antes adquiriendo material u obteniendo ayuda extranjera".

"España tiene un acuerdo militar bilateral con EEUU que los dirigentes españoles ven como una oferta de mayor seguridad que su independiente capacidad nuclear (...) Sólo una improbable combinación de circunstancias derivadas de la localización de España respecto a Gibraltar y Norte de África, junto con la pérdida de seguridad con EEUU y la OTAN y quizás un Gobierno posterior a Franco inseguro de sí mismo pudieran convertirse en una razón para que España desarrolle una capacidad nuclear".

Siempre Gibraltar y el Norte de África, más ahora que los generales de la OAS conspiran contra De Gaulle y se refugian en Madrid, un verdadero dolor de cabeza para el almirante Carrero. "¿Ha caí­do usted en la cuenta de que España es el ombligo del mundo? ¿Conoce usted la anécdota del general Fernández Monzón?".

Entre 1970 y 1971, el citado militar es capitán de los Servicios de Información, un hombre de confianza del almirante, intercambia información con la CIA y viaja con frecuencia a su cuartel general de Langley. En una de estas reuniones de Langley, un militar norteamericano despliega un mapamundi y pregunta al agente español qué ve. Fernández Monzón responde que "un mapamundi", "¿y en el centro?". "La pení­nsula Ibérica". "Pues por eso está usted aquí".

Un africanista, uno de los militares acogidos a la Ley Azaña, regresa de Buenos Aires para ponerse a las órdenes de Franco tras el alzamiento del 18 de julio. Juan Vigón Suerodíaz, ministro del Aire y presidente de la Junta de Energía Nuclear, es el primer general franquista que pone manos a la obra tan pronto comprende el poder devastador de las bombas de Hiroshima y de Nagasaki. A su lado estará Luis Carrero Blanco y un ingeniero de la Armada, José Marí­a Otero Navascués, cientí­fico de gran prestigio.

Navascués pone en marcha la Junta de Energí­a Nuclear y, en 1958, el primer reactor de investigación que funciona con uranio enriquecido de doble uso: civil y militar. El gradual desarrollo de la tecnologí­a nuclear hace viables los proyectos de Zorita y de Garoña. Carrero Blanco saca dinero de debajo de las piedras para financiar el sueño impronunciable de la bomba atómica. ¿De dónde sale la financiación?

Ángel Porto Anido, alcalde en aquel entonces de Santiago, confiesa a EL CORREO que las partidas extraordinarias para tapar asuntos urgentes proceden de un fondo secreto, que serí­a el equivalente a los "fondos reservados" del Ministerio del Interior durante la guerra sucia contra ETA.
Pero don Ángel, antes de fallecer, no se refiere a los fondos a los que Carrero tiene acceso sino a la partida que ordena ingresar Camilo Alonso Vega a favor del Excelentísimo Ayuntamiento de Santiago para evitar el cierre de pazo de Raxoi. La noche anterior, el pedichón alcalde de Santiago, López Carballo, expone al general ferrolano en su chalé de Asturias que "o dinero ya para pagar la nómina de los funcionarios o yo dimito".

No. El dinero de Carrero Blanco para financiar la bomba no es una cuestión de ámbito municipal, es algo más gordo: tráfico de divisas y cuentas supersecretas en Suiza, por dos razones: el OIEA puede sospechar y, para comprar tecnologí­a en el extranjero, hace falta blanquear dólares. La peseta no es moneda convertible.

El avance nuclear de doble uso preocupa a las grandes potencias, pero más el ilustrativo plan de experimentar los resultados de la primera bomba en el Sáhara español. Para los primeros ensayos atómicos, De Gaulle había elegido el escenario del Sáhara argelino.

Las sospechas sobre el creciente potencial nuclear español se disparan aún más cuando se conoce en 1977 el calado del proyecto del Centro de Investigación Nuclear de Soria (Cinso), en la localidad de Cuba de la Solana, proyecto aprobado el 4 de enero de 1976 por el Consejo de Ministros que preside Arias Navarro, todavía caliente el cadáver de Franco.

¿Por qué tanta premura si los artífices de la bomba atómica, Franco y Carrero, ya no están en este mundo? ¿Es, tal vez, una decisión forzada en respuesta a las presiones que Henry Kissinger, el último poderoso, que ejerce sobre el almirante Carrero 23 horas antes del atentado de la calle de Claudio Coello? (Luis Miguel González Mata, jefe de estancia de la CIA en España, en su libro Les vrais maîtres du monde –Editorial Grasset & Fasquelle, 1979– asegura que la inteligencia norteamericana facilitó los planes de ETA para eliminar al presidente del Gobierno).

Del centro piloto de Cuba de la Solana se pueden obtener 140 kilos de plutonio al año, y eso enciende las alarmas. Las memorias de José María de Areilza no dejan lugar a dudas: "No queríamos ser los últimos de la lista. Estaríamos en condiciones de fabricar la bomba en seis o siete años".

Las cosas empiezan a torcerse cuando EEUU exige al OIEA el chequeo de Vandellós I, del reactor rápido Coral, de la planta de la Junta de Energía Nuclear y de los reactores de investigación de Barcelona y Bilbao. Otra medida que trata de asfixiar a España es la prohibición del procesado de residuos radiactivos, a partir de la cual ya no será posible obtener plutonio y uranio enriquecidos.

La agencia soviéticas Tass acusa a la CIA de asesinar a Carrero, un "político franquista de tendencia nacionalista que se niega a entrar en la OTAN y a cumplir ciegamente las órdenes de Washington".

De eso sabe bastante Joaquín Díaz Moreno, un lucense de Baralla que escala puestos en la Administración franquista, desde la Secretaría del Gobierno Civil de Pontevedra a la Subdirección General de la Policía. Conoce de primera mano el asunto de Palomares y, como jefe de la Policía del Campo de Gibraltar, los primeros escarceos de Vladimir
Putin –"agregado comercial"– como espía del KGB en la colonia británica. No en vano es autor de Consideraciones en torno a Gibraltar, Ceuta y Melilla.

A las preguntas de EL CORREO, un planteamiento enigmático por respuesta: "¿Conoce usted Madrid? La iglesia de San Francisco de Borja está frente a la Embajada de Estados Unidos".

Un catedrático de Fisiología Nuclear toma muestras de las bombas de Palomares

La cinta Operación flecha rota, que dio pie al reportaje La bomba de Palomares llega a Hollywood (Ver El Correo 2 del pasado 5 de octubre), destaca un hecho absolutamente inédito: "También había militares españoles (enero de 1966) interesados en tomar muestras (donde cayeron las bombas) para resolver algunas de sus dudas".

El más interesado en llegar antes que los americanos al lugar de los hechos es Guillermo Velarde Pinacho, general del Ejército del Aire, ingeniero aeronáutico y catedrático de Fisiología Nuclear.

"Tan pronto se supo que habían colisionado dos aviones norteamericanos, uno de los cuales llevaba a bordo cuatro bombas de hidrógeno, el profesor Velarde voló inmediatamente a la base de San Javier", en Murcia, la más cercana de Almería. Velarde, actual presidente del Instituto de Fusión Nuclear de la Universidad Politécnica de Madrid, admitirá años más tarde que "personalmente recogí algunos de los disparadores explosivos de las bombas nucleares".

Mutismo absoluto y secreto total. En 1968, la Junta de Energía instala en la Ciudad Universitaria de Madrid el primer reactor rápido español, el Coral 1, con capacidad para trabajar con plutonio en grado militar, con el que se obtienen los primeros gramos en 1969. España ya está mas cerca de ingresar en el club de los poderosos, por eso está bajo sospecha, el OIEA no se fía en razón a un argumento incontestable: en 1970 se niega a suscribir el Tratado de no Proliferación Nuclear.

Aunque confidencial, el informe de 1971 del Centro Superior de Estudios de la Defensa Nacional (Ceseden) termina por ser filtrado a la prensa ya rodada la democracia. En el informe se subraya que España es autosuficiente, está capacitado para dotarse de cabezas nucleares utilizando sus propias instalaciones.

El triunfalismo del informe tiene mucho que ver con la inauguración, en 1972, de la central nuclear de Vandellós I, en Tarragona. Será una central del tipo CGR (grafito-uranio) y refrigerada por gas. El Sáhara occidental será el escenario elegido para detonar la primera bomba atómica española.

La última misa en San Francisco de Borja, frente a la Embajada de EEUU y del túnel etarra

Carrero pues, estorba en el contexto de la doctrina de la política del dominó, igual que los gobiernos filofascistas de Grecia y Portugal, ahora puntos vulnerables del "vientre blando de Europa". En los tres países crece el yankee go home y la vertebración de sus partidos comunistas.

Pero hay más. ¿La contumacia de Carrero en oponerse a que los inspectores del OIEA husmeen el potencial nuclear español y la negativa a firmar el TNP son motivos para facilitar a otros la eliminación del almirante?

Kissinger llega a Madrid el 18 de diciembre de 1973. La Embajada americana de la calle Serrano está vigilada por veinte agentes de la CIA desde semanas antes. Al día siguiente se entrevista con Carrero a lo largo de seis horas. ¿Cumbre borrascosa? Nunca lo sabremos. El caso es que Laureano López Rodó reflexiona en voz alta para decir que "Kissinger estuvo un día antes, exactamente 23 horas antes, con el almirante Carrero y residió en la Embajada norteamericana; entonces me parece que los servicios de inteligencia de la Embajada también podrían haber detectado que algo ocurría en la calle Claudio Coello –donde el Dodge Dart del almirante sube a los cielos–, porque incluso podía afectar al propio Kissinger, que estuvo dos días en España... no menos sorprendente resulta que tampoco hubieran detectado una excavación que se realizaba a menos de cien metros de la Embajada de EEUU".

El general Monzón, por su parte, apunta que "los propios etarras dicen que estuvieron seis meses vigilando la puerta de la iglesia de San Francisco de Borja, donde la parada del autobús de la acera de enfrente, que está prácticamente en la puerta de la Embajada norteamericana y no se enteraron, con detectores de todas clases, que se estaba perforando un túnel a ochenta metros de allí".

Carrero se perderá su última misa en San Franciso de Borja. González Mata asegura que el mercenario –a sueldo de la CIA– que introduce por Torrejón las minas de última generación que llegan a manos de ETA, es el mismo que acabó con la vida de lord Mountbatten.

Telegrama oficial: "Lo mejor es que Carrero desaparezca de escena"

A partir de una pregunta impertinente ya no será posible abrir el arcano de Díaz Moreno que, tajante, pone fin a la conversación. Caerá en desgracia a partir de la denuncia de la Unión Sindical de Policía, que le acusa de pasar información sensible a Manuel Fraga entre 1976 y 1978 y, lo más cruel, de cobrar por estos trabajos, que engordan su cuenta corriente de un banco de A Fonsagrada.

Mientras Calvo Sotelo prepara su discurso de investidura, Suárez rumia su fracaso y Tejero agencia los autobuses que trasladarán la fuerza militar al Congreso, una comisión de técnicos concluye la mañana del 23 de febrero de 1981 el informe, que Calvo Sotelo rubrica en abril, por el cual España se somete a las exigencias de EEUU y del OIEA. Es la renuncia definitiva a dotarse del arma atómica. Pero necesariamente hay que volver a la iglesia de San Francisco de Borja y a la Embajada de EEUU en Madrid. ¿Qué relación hay entre ambas?

En enero de 1971, el telegrama confidencial 700, enviado por la Embajada de EEUU en Madrid a la Secretaría de Estado, dice así: "El mejor resultado que puede surgir... sería que Carrero desaparezca de escena, con posible sustitución por el general Díez Alegría o Castañón".

En octubre de 1973 estalla la guerra del Yom Kipur y Carrero, "antiamericano, y más franquista que Franco", no sólo se opone a que España ingrese en la OTAN, sino a que los americanos utilicen las bases españolas para acudir en apoyo de Israel.

No se debe minusvalorar que Henry Kissinger, a la sazón secretario de Estado, presenta el impecable pedigrí de judío-alemán-sionista-americano.

   ANEXO I
Moscú acusa a la CIA del asesinato de Carrero Blanco

FELIX BAYON, - Moscú - 10/02/1981

La CIA fue cómplice del asesinato del almirante Carrero Blanco, afirmaba ayer la agencia oficial soviética Tass, basándose en informaciones del libro del ex espía español Luis González Mata (más conocido por El Cisne). Tass dijo que «los agentes de la CIA supervisaron los preparativos del atentado contra Carrero Blanco y tomaron todas las medidas precisas para que no fallara. Washington», proseguía Tass, «quería eliminar a ese político franquista de tendencia nacionalista, que le impedía enrolar a España en la OTAN y se negaba a cumplir ciegamente todas las órdenes que recibía del otro lado del Atlántico».La agencia oficial soviética hace estas revelaciones dentro de la serie de noticias que viene difundiendo a raíz de las declaraciones del secretario de Estado norteamericano, Alexander Haig, quien recientemente acusó a Moscú de respaldar el «terrorismo internacional».

Sobre el asesinato de Carrero, Tass agrega que, en la víspera de su muerte, el almirante tuvo «una entrevista con el entonces secretario de Estado norteamericano, Henry Kissinger, que acababa de llegar a Madrid. Esa entrevista», se añadía en la información de la agencia soviética, «fue fatal para Carrero Blanco».

Entre sus acusaciones contra la CIA, Tass destaca el asesinato de Aldo Moro -líder de la Democracia Cristiana italiana que no rechazaba del todo la participación del Partido Comunista en el Gobierno de su país-. Según Tass, «el hijo de Aldo Moro, Giovanni, declaró a los miembros de la comisión parlamentaria encargada de investigar el homicidio de su padre que un alto cargo de Estados Unidos advirtió a Aldo Moro, en un viaje suyo a ese país, del peligro que estaba corriendo y le aconsejó que se retirara de la política o que cambiara de línea de conducta Aldo Moro», concluía Tass, «no siguió ese consejo y los resultados ya son conocidos por todos».

Entre las intervenciones de la CIA en Europa, Tass hace referencia también a la «intentona antigubernamental» de los partidarios del general Spinola (Portugal, 1975).

Fuente

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

Anticolonialismo y Tercer Reich

El Gran Mufti Haj Amin al Husseini y el indio, Subhas C. Bose, los dos líderes anticolonialistas apoyados por Berlin

Colaboracionistas anticoloniales: Oriente Medio
Alemania había llegado tarde a Oriente Medio, donde las posiciones ya estaban ocupadas por Inglaterra y Francia. La geopolítica nazi calculaba explotar el resentimiento anticolonial árabe como "aliado potencial" para hacerse con la región. El Departamento oriental de la radio nazi estaba dirigido por un tal Kurt Georg Kiesinger, que en 1966 sería Canciller de la RFA.

En Egipto, Siria, Irak y Palestina se crearon organizaciones y movimientos filonazis. Hitler regaló en 1938 un Mercedes-Benz Sport al rey Faruk de Egipto, cuyo reino estaba de hecho gobernado por los británicos. Las derrotas militares [de los aliados]en el Norte de África se vivieron entre los árabes con esperanza. "Las veíamos como la única manera de sacar al enemigo del país", escribió en sus memorias el Presidente Anuar El Sadat, que siendo un oficial nacionalista fue detenido por los británicos en 1942 cuando dos espías alemanes le daban dinero para sufragar el movimiento antibritánico en Egipto. En Tunez, el posteriormente presidente Habib Burguiba, confiaba también en que el apoyo del eje contribuyera a la independencia de su país de Francia. Los nazis crearon algunas "legiones árabes" y utilizaron agitadores musulmanes caucásicos para lograr la desafección de chechenos y otras nacionalidades maltratadas por Stalin en el Caucaso.

Entre 1919 y 1939, unos 300.000 judíos emigraron a Palestina en los prolegómenos de lo que los palestinos denominan "Nakba" ("catástrofe") que culminaría años después con la expulsión de unos 800.000 palestinos, mas de la mitad de la población nativa, de su tierra en 1948. El antisemitismo nazi cayó bien entre los árabes en el contexto de los pulsos de la colonización judía. El Muftí de Jerusalen Hadji Amin el-Husseini fue recibido y subvencionado por Hitler y estuvo implicado en crímenes del Holocausto en Europa, al impedir la emigración a Palestina de miles de judíos de Bulgaria, Rumanía y Hungría, que en su lugar fueron internados en campos de concentración. Husseini, que murió en la cama en 1974, nunca fue juzgado por esos crímenes y mantuvo sus simpatías hacia los nazis hasta en la posguerra. En abril de 1941, los nazis apoyaron un golpe de estado antibritánico en Irak. El regreso de los británicos poco después desencadenó un pogrom con centenares de judíos muertos y miles de heridos en Bagdad, muchos de cuyos habitantes árabes escondieron a judíos en sus casas.

Colaboracionistas anticoloniales: India y Birmania
A principios de la Segunda Guerra Mundial, Subhas Chandra Bose era uno de los políticos más influyentes de India. En marzo de 1939 fue elegido por segunda vez Presidente del Congreso Nacional Indio, la principal organización del movimiento anticolonial, pese a que su rival contaba con el apoyo de Gandhi y Nehru. A diferencia de estos, Bose propugnaba no sólo la resistencia armada contra los ingleses, sino la colaboración con las potencias del eje. Nehru recibió el triunfo de Hitler como un shock y Gandhi dijo que, "cuando los nazis lleguen a India los combatiremos como a los ingleses". Bose se entusiasmó con la declaración de guerra entre Inglaterra y Alemania de septiembre de 1939 y declaró ante 200.000 partidarios en Madrás, "la crisis que tanto esperábamos se ha desencadenado y abre para India una oportunidad dorada".

Sometido a arresto domiciliario, en 1941 logró huir y viajó a Alemania donde los nazis le entregaron un millón de marcos para difundir propaganda nazi antibritánica en radios y periódicos de India. Bose veía en Hitler un "revolucionario" y le trataba de "Netaji" (Caudillo). Hizo que sus colaboradores estudiaran las organizaciones fascistas como las juventudes hitlerianas, las SS y la Gestapo, a fin de impulsar una India independiente cuyo sistema debía ser, "una síntesis de fascismo y nacionalismo". En 1942, reclutó a 3500 soldados indios de los campos de concentración alemanes y fundó con ellos una "Legión India" que se integró primero en el ejército alemán y luego en las SS y se dedicó, en 1944, a la caza de miembros de la resistencia en Francia. En 1943 Bose regresó a Asia en un submarino alemán. Desde Singapur reclutó un "Indian National Army" de 50.000 voluntarios, que, en 1944, luchó junto a los japoneses contra los británicos en Birmania. En agosto de 1945, Bose murió en un accidente aereo cuando huía de los ingleses. Muchos indios lo consideran hoy un héroe nacional, especialmente en Bengala, su provincia natal. Escuelas, universidades una estación de ferrocarril, un partido político y el aeropuerto internacional de Calcuta llevan su nombre y muchos monumentos lo recuerdan.

En Birmania, una de las naciones asiáticas que más sufrió y más luchó contra el colonialismo inglés, la guerra también fue vista como oportunidad anticolonial. Cuando los británicos huyeron del país en 1942 ante el avance japonés, los soldados nipones fueron recibidos con flores en las calles de Rangún, una ciudad que les había perdonado los crueles bombardeos aéreos que sufrió. La principal figura del movimiento por la independencia y héroe nacional de Birmania, Aung San, y sus compañeros, fueron formados militarmente por los japoneses. Los birmanos organizaron un ejército para luchar junto con los japoneses, pero pronto se dieron cuenta de que aquellos libertadores no eran mejores que los británicos, así que volvieron sus armas contra ellos en la última etapa de la guerra. Birmania sufrió 250.000 muertes civiles en la Segunda Guerra Mundial, cuatro veces más que Inglaterra.

La hambruna de Bengala
Cuando la provincia oriental India de Bengala se convirtió en terreno de batalla en su frontera con Birmania, el territorio sufrió la peor hambruna conocida en el subcontinente desde el siglo XVIII. La ocupación japonesa de Birmania interrumpió los vitales suministros de arroz birmano a India. En pocos meses los precios del arroz se multiplicaron por cinco. Ante la expectativa de una invasión japonesa, los comerciantes retenían el grano. Los británicos impedían su transporte, porque habían requisado todos los barcos del Golfo de Bengala con fines militares. Una multitud de campesinos hambrientos erraba por la provincia. En septiembre de 1944 había 100.000 mendigos en las calles de Calcuta. La hambruna se cobró la vida de entre dos y cuatro millones de personas. En su historia de la Segunda Guerra Mundial de seis tomos, Winston Churchill ni siquiera la menciona.

Fuente: Exposición de Berlin: "Die Dritte Welt im Zweiten Weltkrieg"

http://www.lavanguardia.es/lv24h/20091011/53802621514.html

Pilar Rahola, portavoz del Supremacismo Judío

A la estrella del Sionismo de habla española, la "señora" Pilar Rahola que como vemos en el anterior cartel es una destacada figura para el Sionismo en América Latina, le ha ofendido mucho que en un conocido debate de telecinco, una contertulia la acusara de pro-judía y sionista, pero a la vista de quienes son sus amigos, ¿cómo puede esta señora aún negar su Extremismo Sionista y declarase pacifista? desde luego la hipocresía no tiene límites. Para el que quiera, agregamos el video del momento en qué por fin le cantan las cuarenta en público:

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Texto de Robert Faurisson

 

Los dirigentes de los estados musulmanes deberían romper el silencio sobre la impostura del " Holocausto "

Cinco apuntes preliminares

    1. He dicho "los dirigentes", que no es lo mismo que "los intelectuales, los universitarios, los periodistas", pues estos ya se han expresado sobre el tema en algunos casos;

    2. La palabra "Holocausto" (que se debe colocar siempre entre comillas) designa el triple mito del supuesto genocidio de los judíos, de las supuestas cámaras de gas nazis, y de los supuestos seis millones de víctimas judías de la segunda guerra mundial. A lo largo de una historia llena de furor, sangre y fuego, la humanidad ha padecido cientos de holocaustos, es decir espantosas bajas humanas o sangrientas catástrofes (presentadas, en el origen de la palabra, como ofrendas exigidas por fuerzas superiores); pero nuestros contemporáneos han sido condicionados para recordar solamente un holocausto, el de los judíos; este se escribe hoy con mayúscula, se ha vuelto único y ni siquiera hace falta añadir "de los judíos". Ningún holocauasto anterior ha dado lugar a indemnizaciones, reparaciones o compensaciones financieras análogas a las que han reclamado y obtenido los judíos para una catástrofe o "shoah" que describen como fenómeno único y sin precedentes, y lo sería, exactamente, si sus tres componentes (genocidio, cámaras de gas y seis millones) hubiesen sido reales.

    3. La impostura es una mentira impuesta; se trata aquí de una mentira histórica, lo cual quiere decir que, una vez forjado por mentirosos o mitómanos, después ha sido adoptado por una infinidad creciente al pasar los años- de gente que, de buena o mala fe, lo han ido difundiendo; en este caso, estamos ante un número ínfimo de mentirosos, y un sinnúmero de pregoneros;

    4. Lo contrario de la mentira, fabricada o difundida, es la verdad de los hechos. Ahora bien, como la palabra verdad es imprecisa y gastada, prefiero la palabra exactitud. El revisionismo consiste en intentar revisar y corregir lo que es la realidad de un hecho, el valor de una cifra, la autenticidad, veracidad y ek akcabce de un texto o de un documento;

    5. El sionismo es una ideología mientras que el revisionismo es un método. En tanto revisionista, no me dedcaré a enjuiciar el sionismo tal como existe al despuntar el siglo XXI) sino el uso que hace el sionismo de la impostura del "Holocausto".


Si los dirigentes de los estados musulmanes contemplaran la posibilidad de salir del silencio sobre dicha impostura y si, al hacerlo, desafiaran el lobby judío y sionista, sería preciso a) que tomaran la medida justa del adversario, para b) decidir luego una estrategia adecuada y por fin, c) fijar el lugar preciso donde concentrar sus ataques. Para tratar estos tres puntos, dividiré mi ponencia en tres partes.

En una primera parte, para que no haya confusión sobre el adversario y para que se le mida con acierto, expondré cuáles son, en mi opinión, primero los aparentes puntos flacos de los judíos y sionistas, y luego sus verdaderos puntos débiles. En una segunda parte, en lo que corresponde a la estrategia a escoger, resumiré una parte de las conclusiones a las que he llegado, en noviembre 2000, en Teherán, en presencia de representatntes del Centro de los estudios estratégicos de la República Islámica de Irán. Por fin, en una tercera parte, designaré el blanco preciso al que hay que apuntar : la "mágica cámara de gas" nazi (la fórmula es de Louis-Ferdinand Céline).

I El adversario judío y sionista

Un adversario engañoso puede ostentar temores que no siente verdaderamente. Expone a la vista de todos unos puntos flacos que no son tales, y trata de disimular lo que le preocupa verdaderamente. Así, se le atacará donde no le importa, y se le dejará en paz en los puntos que realmente lo atormentarían. Aquí el adversario es casi indiferentemente judío o sionista. Los judíos son indiscutiblemente muy diversos ("dos judíos, tres sinagogas", afirma el refrán yiddish) y políticamente, nunca han formado un bloque, ni siquiera frente a Hitler; pero, sin judíos, no hay sionismo ("el sionismo es al judío lo que el martillo es al carpintero", piensa Ahmed Rami) y, con muy pocas excepciones, el judío se sentirá solidario del sionista y el sionista del judío si los dos comprueban que su mito común, el del "Holocausto", está en peligro; por eso es que la distinción que conviene hacer generalmente entre judío y sionista no tiene cabida aquí.

  •  

      1. A pesar del miedo que ostentan de un ataque militar contra el estado de Israel, los sionistas que dirigen ese estado y los judíos de la diáspora que los sostiene no temen tanto la fuerza militar del enemigo pues saben que el ejército israelí los superará por la tecnología y el dinero, especialmente el de los americanos y alemanes;

      2. No temen verdaderamente la variante del antijudaísmo llamado antisemitismo; al contrario, se nutren de ello; necesitan poder vociferar con el tema del antisemitismo, auque sólo sea para colectar más fondos entre la diáspora; de una manera general, quejarse les resulta una necesidad vital : mientras más lloro, más me llevo, y cuanto más me llevo, más lloro";

      3. Judíos y sionistas no temen tanto las denuncias judías del "Shoah business y dela "industria del Holocausto", que hacen los Peter Novick, Tim Cole o Norman Finkelstein pues se trata de alguna manera de denuncias más o menos kasher donde todos tienen cuidado de hacer clara su reverencia infinita por "el holocausto en sí"; admás se puede observar que si la explotación industrial o comercial del sufrimiento real o supuesto de los judíos constituye una rica veta de oro, la crítica de esta explotación se está convirtiendo desde hace algunos años en otra veta más; ahora bien, estos dos veneros, y más aún el segundo, resultan estrictamente reservados a los judíos. Se encuentran "off limits", y un gentil que se atreviese a imitar a N. Finkelstein en su denuncia de la mafia del "Holocausto" sería cazado inmediatamente por la jauría de los guardianes del tesoro.

      4. No temen verdaderamente el antisionismo como tal; inculso autorizan a veces que se exprese.

      5. En particular, no tienen por qué preocuparse de un antisionismo ya común y corriente, que consiste en denunciar todos los mitos fundadores de Israel salvo el que se ha convertido en el esencial : el del "Holocausto".

      6. No tienen por qué preocuparse por las acusaciones de racismo, imperialismo y judeo-nazismo ya que estas acusaciones, aún si son a veces fundadas, se parecen a consignas rituales, mecánicas y acuñadas como tales en una jerga anticuada. Comparar a los judíos con Hitler, y afirmar que los sionistas prosiguen, como los nazis, una política de "genocidio" no puede molestar completamente a los judíos y sionistas pues esto sirve para reforzar la imagen que ellos mismos han logrado fabricar acerca de Hitler y de los nazis a la vez; esto les ayuda a afianzar en la mente colectiva la ilusión de que hubo, al principio de todo, un "genocidio" de los judíos. En realidad, Hitler no era más monstruoso, como pretenden sus enemigos judíos, que Napoleón, al que la propaganda inglesa tachaba de "ogro". Aunque racista y hostil a los judíos internacionalistas (pero no a los judíos sionistas), Hitler nunca ordenó ni admitió que nadie fuera muerto por motivo de su raza o su religión; además, sus tribunales militares o cortes marciales en ciertos casos condenaron, a veces con pena de muerte, a soldados, oficiales o funcionarios que se habían hecho culpables del asesinato de un solo judío o una sola judía (incluso durante la guerra, en Polonia, en Rusia o en Hungría); se trata de un punto de historia ocultado por los historiadores exterminacionistas y lamentablemente dejado de lado por los autores revisionistas. Si Hitler hubiera sido el monstruoso racista que nos cuentan, jamás una prestigiosa personalidad árabo-musulmana como el Gran Mufti de Jerusalén (el palestino Hadj Amin al Husseini) hubiera aceptado ser su aliado hasta el final. A pesar del episodio del pacto germano-soviético (agosto 1939 - junio 1941), Hitler era esencialmente hostil al estalinismo y a lo que él llamaba, con motivo de la contribución decisiva de los judíos al bolchevismo, el "judeobolchevismo". El soldado alemán así como los voluntarios europeos, rusos, asiáticos o musulmanes que luchaban con él no tenían más enemigo esencial que el comunismo moscovita.

      7. Aunque pretenden lo contrario, judíos y sionistas se ríen no sin razón- de los que hablan de "complot judío" o de "conspiración de Auschwitz", ya que no hay "complot judío" (ni tampoco hay complots masónico, jesuítico, papal, americano o comunista) sino un poder judío o una influencia judía; de la misma manera, no hay "conspiración de Auschwitz" sino una mentira de Auschwitz; en realidad, las ideas de complot o conspiración, muy preciadas por la tradición judía, deberían permanecer privativas de esta última; erraríamos si hiciéramos uso de ellas.

  • a) Falsos temores y aparentes puntos flacos del adversario:

b) Los verdaderos temores y los verdaderos puntos débiles del adversario:

  •  

      Las pretendidas cámaras de gas hitlerianas y el pretendido genocidio de los judíos forman una sola mentira histórica, que ha permitido una estafa político-financiera gigantesca, cuyos prinicpales beneficiarios son el estado de Israel y el sionismo internacional y cuyas principales víctimas son el pueblo alemán mas no sus dirigentes y el pueblo palestino entero.

       

  • 1. En Israel-Palestina, judíos y sionistas temen las armas de los pobres (las piedras que arrojan los niños, sus hondas como la de David contra el gigante Goliat, los ataques suicida) y todo lo que puede provocar inseguridad de las personas o del comercio; temen la degradación de su imagen; temen tener que escoger un día entre la maleta y el cajón;

    2. Pero lo que les asusta más que todo es la "bomba atómica del pobre", es decir la desintegración, por el revisionismo histórico, de la mentira que combina las cámaras de gas, el genocidio y los seis millones; le temen a esta arma que no mata a nadie pero que haría estallar su gran mentira como un globo inflado de viento;

    3. tienen miedo de ver revelado a la faz del mundo que es la impostura del "Holocausto" lo que permitió, al día siguiente de la segunda guerra mundial, la creación, en tierra de Palestina, de una colonia judía llamada Israel, y esto en el instante mismo en que, en el resto del mundo, salvo en el imperio comunista, se iniciaba un gigantesco movimiento de descolonización;

    4. Saben que perder el "Holocausto" es perder la espada y el escudo de Israel así como un formidable instrumento de chantaje político y financiero; Yad Vashem, que, en Jerusalén es a la vez un memorial y un museo del Holocausto (en camino de ser ampliado) les resulta más precioso aún que el Muro de los Lamentos: toda personalidad extranjera de paso en Israel para gestionar asuntos políticos o financieros está obligada a visitar antes que nada este museo de horrores para que se impregne de un sentimiento de culpa que la hará más moldeable; a veces se dispensa de esta excursión a los representantes de las pocas naciones a las cuales los judíos y sionistas no pueden reprochar una participación activa o pasiva en el supuesto "Holocausto"; es gracioso observar entonces que los responsables israelíes se quejan de la dificultad que tienen para negociar con interlocutores que no han sido convenientemente condicionados;

    5. Tienen conciencia de que "si se mostrara que el Holocausto es una estafa, el arma número uno del arsenal de la propaganda israelí desaparece" (sic) (carta de W.D. Rubinstein, profesor en la universidad Deakin, en Melbourne, en Nation Review, 21 de junio de 1979, p. 639).

    6. Bien conocen "el hecho de que, si se muestra que el Holocausto es un "mito sionista", el arma más fuerte de todo el arsenal de la propaganda de Israel se derrumba" (el mismo universitario, en "the Left, the Right and the Jews", Quadrant, septiembre de 1979, p. 27);

    7. Pueden sentir vértigo ante la idea de que el gran público se enteraría por fin de la candidad de iniquidades que representan todas estas purgas, todos estos procesos en el estilo de la mascarada judicial de Nuremberg, estas confesiones extorsionadas, acerca de cámaras de gas o camiones de gas que jamás han existido, o de esas confesiones acerca de inverosímiles matanzas imputadas a los Einsatzgruppen, estas cacerías de ancianos hasta en los asilos de la tercera edad más de medio siglo después de sus supuestos crímenes, este adoctrinamiento de todas las mentes, desde la escuela hasta la universidad, en los libros, la prensa, por radio, por televisión, en todos los continentes, mañana, tarde, noche y madrugada: todo lo cual viene acompañado de una represión feroz contra los revisionistas, que se ejerce principalmente en Alemania, aún sometida a sus vencedores (y con la cual todavía no se ha firmado ningún tratado de paz); dichos revisionistas han cometido el crimen de reclamar simplemente el derecho de confrontar aplastantes acusaciones sin pruebas, o testimonios que fueron recibidos como fidedignos sin el menor interrogatorio ni contrainterrogatorio sobre la materialidad de los hechos alegados y sin un solo peritaje previo acerca del arma supuesta de un supuesto crimen;

    8. En resumen, la pesadilla de estos judíos y de estos sionistas sería el tener que oir repetir dondequiera cierta frasecilla de sesenta palabras que pronunció, hace más de veinte años, en las ondas de Radio Europa n·1, ante el periodista Ivan LevaÏ, un revisionista francés, discípulo de Paul Rassinier. Esta es la frase que en aquella época me ocasionó en París, una ominosa condena judicial :

II ¿Cómo llevar el combate para salir de este silencio?

    1. En noviembre 2000, he permanecido en Irán por invitación del Centro de estudios estratégicos, oficina directamente comunicada con el presidente de la República, Sr. Mohammed Khatami. No he tenido ningún contacto con la prensa, la radio o la televisión del país, sino solamente con algunas personalidades bien informadas del revisionismo. No he pronunciado ninguna conferencia pública pero sí pude tener un intercambio de algunas horas con el responsable del Institute for Scientific Political Research, el profesor Soroush-Nejad, y algunos de sus colegas. Una vez más, me llamó la atención el conocimiento que tienen algunos iraníes del revisionismo. Entonces se apareció el revisionista suizo Jurgen Graf en Irán, y me alegro de que, algunos meses más tarde, gracias a su intensa actividad y gracias a los contactos que, por mi lado, después de regresar a Francia, había conservado con las autoridades iraníes, el Tehran Timesemprendía la publicación de una serie de artículos revisionistas de los cuales el primero llevaría precisamente la firma del profesor Soroush-Nejad;

    2. A cambio de las informaciones que he podido proporcionarle, he pedido a mi principal interlocutor en el seno de dicho centro por qué, hasta el presente, el revisionismo no parecía haber suscitado muhas repercusiones en los países árabo-musulmanes. Aceptó enumerar ocho razones. Algunas de estas, a la luz de los acontecimientos más recientes en Palestina, nos parecieron vencidos ya, al uno como al otro; algunos más nos parecieron debidos a malentendidos; otros por fin, conservan desgraciadamente toda su fuerza, y en particular la siguiente razón : en los países occidentales, que deberían predicar con el ejemplo antes de quejarse del silencio de los demás, el número de los revisionistas que se han comprometido resueltamente, adentrándose en el camino abierto por Paul Rassinier, sigue siendo irrisorio, quiero decir, bajo su nombre propio, sin reservas ni maniobras supuestamente listas.

    3. Intenté explicar que este lamentable estado de cosas se debe en gran medida a lo que hay que llamar el miedo (metu Judaeorum) que inspira donde quiera el judío quejumbroso y amenazante (miedo que ya experimentaba Cicerón en 59 antes de la era de Cristo). He añadido que todo responsable político de hoy, aunque sea iraní, libanés, chino o japonés, no puede menos que sentir ese mismo miedo ante una comunidad tan rica y poderosa en el mundo occidental que sus dirigentes están en condiciones de invadir los medias con sus recriminaciones y súplicas en cualquier momento para exigir, a fin de cuentas, el boicot económico de la nación culpable cuyos dirigentes no se apresuraren a hacer acto de "arrepentencia" o se resistieren a las exigencias judías;

    4. Eentonces enumeré las razones por las cuales los dirigentes de los estados musulmanes debían salir del silencio, a pesar de todo, en buena política, y cómo, en mi opinión, podían hacerlo. No expondré aquí estas razones pero resumiré en estos términos mis sentimientos sobre el camino a seguir : conviene que uno o varios de estos dirigentes crucen el Rubicón con paso resuelto y sobre todo, sin contemplar ninguna marcha atrás. Mi larga experiencia de los judíos o de los sionistas en este campo me convenció que los mistificadores se desconciertan por la osadía del que se atreve a enfrentarse a ellos a plena luz. De la misma manera que al testigo falso, hay que buscarle la mirada para interrogarlo clavándole la vista a los ojos, de la misma forma a los tales Edgar Bronfman, Elie Wiesel, Simón Wiesenthal (estos dos últimos se odian y se envidan more Judaico), o también a los rabinos de los Angeles Marvin Hier y Abraham Cooper se les debe desafiar en proporción a sus amenazas habituales;

    5. He puesto en guardia a mis huéspedes contra la tentación de acudir, ni siquiera en un primer momento, a una forma de revisionismo bastardo; ahí también, la experiencia me ha demostrado que el revisionismo acobardado acarrea las palizas. Pero para afianzarse en una posición firmemente revisionista, hace falta conocer bien la argumentación física, química, documental e histórica del revisionismo. Les recordé por ejemplo, que el mito de las supuestas cámaras de gas nazis ya había muerto el 21 de febrero de 1979 cuando, en el diario Le Monde, treinta y cuatro historiadores franceses se habían mostrado incapaces de aceptar el desafío que les planteé en cuanto a las imposibilidades técnicas de estos absurdos mataderos químicos. El gran público desconoce este acontecimiento como desconoce la sucesión de derrotas y debacles padecidas desde 1985 (fecha del primer proceso Zündel en Toronto) por el conjunto de los historiadores holocáusticos. Les pertenece ahora a los dirigentes de los estados musulmanes llevar a plena luz estas noticias que todavía se mantienen secretas;

    6. En distintos países, a unos institutos de historia, sociología o estudios políticos se les debería dotar de una sección especializada en el revisionismo histórico. Unos fondos de investigación y archivos permitirían reunirse a investigadores del mundo entero, expulsados de las universidades, de los centros de investigaciones o de las bibliotecas de sus países respectivos por motivo de sus opiniones o tendencias revisionistas, para trabajar con sus colegas de los países musulmanes. Los distintos ministerios de educación, investigación científica, cultura, asuntos extranjeros e información, colaborarían a esta obra de alcance internacional;

    7. Teniendo en cuenta que los religionarios del "Holocausto" cultivan no sólo la mentira sino también el odio, sería oportuno fundar en el plano internacional un "Movimviento contra la impostura del "Holocausto" y por la amistad entre los pueblos";

    8. Convendría reequilibrar la relación de fuerzas en las relaciones internacionales invitando a la modestia al personal político o diplomático de las grandes potencias que, siempre dadivosos para regalar lecciones moralizantes, deberían recibir recordaciones sobre la facilidad con la que doblan el espinazo ante una mafia internacional especializada en la mentira, la extorsión y el desprecio a los derechos humanos; la mal llamada comunidad internacional, que no para de invocar esos derechos, debería restablecerlos en el caso de los revisionistas antes de reprochar a los países árabes o musulmanes la intolerancia y el oscurantismo. Semejantes acusaciones se podrían devolver contra los estados que, al no tolerar que se cuestione una leyenda convertida en historia oficial y protegida por leyes especiales, prohiben que se haga la luz sobre ciertos temas históricos;

    9. Un medio de información, novedoso y poderoso, internet, permite una difusión acelerada del revisionismo (véanse, en particular, los sitios atribuidos a Ahmed Rami, con sus secciones en lengua árabe); hay una posibilidad para los intelectuales árabo-musulmanes, demasiado influenciados por la ideología dominante de las universidades occidentales donde fueron formados en muchos casos, de desintoxicarse de la droga holocáustica;

    10. En resumidas cuentas, la fuerte inquietud que manifiestan los dirigentes judíos y sionistas tanto ante la Intifada de jóvenes palestinos que viven en la indigencia como ante las actividades de los revisionistas desprovistos de recursos económicos o financieros comparables a las de la Gran Mafia Holocáustica hace pensar en el miedo ancestral que sienten tanto los ricos ante los pobres como los colonizadores ante los colonizados y los amos ante la vista de sus esclavos. Los dirigentes judíos y sionistas gimen, amenazan y golpean. Se ven ricos (nunca lo suficientemente, por supuesto), disponen de armas de todo tipo (las de la fuerza bruta y las del chantaje y la extorsión) y saben hacerse temer de todos los dirigentes de las naciones más favorecidas; en particular tienen conciencia de que los dirigentes alemanes están a sus plantas, dispuestos a sangrarse para seguir ofreciendo soldados alemanes contra los enemigos de Israel y prestos a reforzar de manera aún más despiadada su represión del revisionismo. Y sin embargo, judíos y sionistas viven en el terror de tener que enfrentar la valentía de los que ya no tienen nada que perder en la doble Intifada, palestina o revisionista. Los ricos y los poderosos están rabiosos cuando ven que se les puede desafiar, como es el caso para los palestinos, a manos limpias, a pedradas, y en el caso de los revisionistas, empuñando la pluma sola.

III. El blanco principal : "la mágica cámara de gas" (Céline)

Aprendamos a apuntar. No dispersemos nuestros esfuerzos. Entrenémonos a centrar nuestra atención en el centro del dispositivo del adversario. El centro del vasto edificio de imposturas que constituye la religión del "Holocausto" no es más que la mentira de Auschwitz. Y el corazón de la mentira de Auschwitz lo constituye a su vez la prodigiosa "cámara de gas". Ese es el punto al que hay que disparar. Unos carteles llevados por manifestantes árabes o palestinos y con el letrero "El Holocuasto de los judíos es una mentira" o bien "Los seis millones son mentira" seguramente preocuparían a los "extor-sionistas", pero estas formulaciones son aún demasiado imprecisas; nunca acertarán tanto como la fórmula: "las cámaras de gas son mentira" .

Nadie es capaz de enseñarnos, en Auschwitz ni en ninguna otra parte, un solo ejemplar de estos mataderos químicos. Nadie está en condiciones de describirnos la forma exacta y el funcionamiento de una de ellas. No se hallan ni vestigios, ni señal alguna de que hayan existido. Ni un documento, ni un estudio, ni un dibujo. Nada. Nada fuera de algunas lamentables "pruebas" que, cual espejismos, se esfuman en cuanto uno se acerca y que los historiadores judíos mismos, en estos últimos años, se han visto al fin obligados a desechar. A veces, como en Auschwitz, se les hace visitar a los turistas una supuesta cámara de gas "reconstituida" pero los historiadores, así como las autoridades del museo de Auschwitz, saben perfectamente que, según la palabra del historiador francés anti-revisionista Eric Conan, "allí todo es falso" ("Auschwitz, la memoria del mal", en L’Express, 19-25 enero 1995, p. 68). No obstante, los judíos tienen suerte. Se les cree cualquier cosa. Casi nadie pide ver este prodigio tecnológico que hubiera sido la cámara de gas nazi, verdadero matadero químico a gran escala. Imagine Usted que le digan que en algún lado existe un avión capaz de transportar dos o tres mil personas en media hora de París a Nueva York (según la vulgata exterminacionista, en una sola supuesta cámara de gas en Auschwitz, se podía matar una hornada de dos o tres mil judíos en media hora). ¿Quién no exigiría, para empezar a creer, que le enseñen al menos una imagen de lo que resultaría un salto tecnológico descomunal, inédito en la historia de la ciencia? ¿Acaso no es éste el tiempo de las ciencias exactas y el audiovisual? ¿Por qué esta repentina timidez cuando se trata de nuestra cámara de gas? Los propaladores están de lo más tranquilos. Te enseñan el equivalente de tu garaje, o de tu cuarto de baño y te dicen : Este es el lugar donde los alemanes gaseaban a los judíos por paquetes de cien o mil". Y tú te lo tragas. Te restregan en las narices unos cabellos iguales a los que se pueden recoger en una peluquería y te afirman, sin sombra de prueba, que son pelos de gaseados. Te proponen zapatos y te les ponen el cuño de "calzado de gaseados." Te exponen fotografías de muertos, y tú crees ver asesinados. Te dan escalofríos con la visión de hornos crematorios que no son más que algo común y corriente. Existe un medio muy sencillo de demostrarnos que se nos engaña con los rendimientos de los crematorios alemanes de los años cuarenta : oponerles, por comparación, el rendimiento actual de los crematorios más modernos de nuestras ciudades. También conozco un medio imparable de demostrar que las pretendidas cámaras de gas para matar judíos con ácido cianhídrico jamás han podido existir : basta con visitar hoy, como lo hice personalmente en 1979, la cámara de gas de una penitenciaría americana o informarse sobre su naturaleza tan complicada, su estructura tan impresionante así como el procedimiento tan draconianco de una ejecución por gaseamiento, en los años cuarenta o cincuenta, en Carson City (Nevada), en Baltimore (Maryland) o en Parchmann (Mississippi); precisamente, allí las ejecuciones se siguen haciendo con ácido cianhídrico. Son tan temiblemente peligrosas para los ejecutantes que la ejecución de una sola persona exige precauciones drásticas y una tecnología complicadísima (haciendo abstracción de recientes sofisticaciones debidas al progreso científico) con lujo de precauciones).

Sobre este tema, ¡escuchemos a ... Céline!

Considero a Louis-Ferdinand Céline (1894-1961) como el más alto genio de las letras francesas en el siglo XX. Su fuerza, su fineza, su clarividencia eran incomparables. Su existencia, desgraciadamente, fue más que nada un calvario. Desde el día, en 1937, en que empezó a manifestar el temor de ver estallar una segunda guerra mundial, firmó su condena. En la primera guerra mundial, había sufrido heridas graves, y se le espantaban el cuerpo y el alma al divisar que se acercaba otra carnicería. A los judíos no les convenía ese toque de alarma. La mayor parte de sus responsables reclamaba a gritos una cruzada contra Hitler. Lógicamente, Céline había estigmatizado esta gana afiebrada de castigar a Alemania y ese frenético belicismo. Había anunciado la catástrofe, y, como Gran Bretaña y Francia tomaban la iniciativa de entrar en guerra contra Alemania, sólo le había quedado la necesidad de comprobar en qué "camisa de once varas" se había metido Francia. En 1944, se salvó rayando de una justicia expeditiva animada, muy especialmente, por judíos y comunistas. Se refugió en la Alemania agonizante de los últimos meses de la guerra, y después en Dinamarca, país en el que, durante casi año y medio, se le encarceló en las peores condiciones. Cuando al fin pudo volver a Francia, fue para conocer una existencia de réprobo. Francia es un país especialmente cruel para con sus grandes escritores. Lo cierto es que hoy en día, sesenta años después de pulicados respectivamente en 1937, 1938 y 1941, tres de sus obras, magistrales sátiras aborrecidas de los judíos, siguen prohibidas de hecho. Ninguna ley impide en principio que se reediten pero todo el mundo sabe que las organizaciones judías emprenderían la danza del escalpe en caso de que la viuda de Céline, que está viva todavía, autorizara estas publicaciones. Esta es la ley, no escrita, del moderno Talmud.

Se conocen muchos ejemplos más de este privilegio judío; es así, por tomar solamente el ejemplo de un universitario culpable de haber escrito un día una frase revisionista, cómo el economista Bernard Notin, desde 1990, no ha sido autorizado nunca más a impartir clases en su universidad de Lyon. Ninguna ley, ninguna decisión judicial o administrativa ha mediado para significarle tal prohibición. Hoy le toca, en la misma universidad, al profesor Jean-Paul Allard, encontrarse marcado con el signo de Caín por haber presidido una defensa de tesis revisionista. Una verdadera cacería humana se ha organizado en contra de él. Antes, cuando se les hacía notar a los judíos que perseguían a los revisionistas como aves de caza, solían protestar. Osaban pretender que no era así. Pero los tiempos han cambiado. Los judíos ya no se ocultan y se ufanan de sus acciones violentas. El 1 de marzo 2001, el semanario Actualidad judía titulaba " La caza de Jean-Paul Allard está abierta", y el contenido del artículo equivalía a un llamado al asesinato. Las organizaciones prentenden cínicamente darse a temer, e impera hoy, más que nunca, el ancestral "metus regnat Judaeorum". En el caso de J. P. Allard parece que están llegando a sus fines: recientemente, este profesor, extenuado por el toque de acoso, ha sido hospitalizado por un grave accidente vascular cerebral y ha perdido el uso normal de la palabra. Además, los judíos y sus amigos han conseguido que se eche del Centro nacional de la investigación científica (CNRS) a un sociólogo e historiador valioso, el revisionista Serge Thion, y esto según un procedimiento tan arbitrario que el más arrogante de los patronos no podría utilizarlo con el menor empleado sin correr el riesgo de una pesada condena judicial. Y no estoy hablando del calvario que padecen los revisionistas que han peleado sin tapujos, siendo el má s admirable, en mi opinión, tanto por la inteligencia como por el corazón, el alemán Ernst Zündel. Establecido en Canadá desde hace cuarenta años, entabló un combate titánico contra el lobby internacional del "Holocausto" y para que se le haga justicia a su patria difamada. Sin él el revisionismo hubiera seguido en una semi-oscuridad. Pero no se puede remontar la corriente del Niágara a nado, y, frente a una todopoderosa coalición de fuerzas políticas, financieras y judiciales, no le ha quedado más remedio, a pesar de deslumbrantes victorias, que salir de Canadá. En su nuevo exilio, sigue, con ayuda de su esposa germano-americana, Ingrid Rimland, luchando por una justa causa.

Si, al final de esta conferencia, he evocado la alta figura del autor de Viaje al fin de la noche, es por que Céline, por uno de estos relámpagos de genialidad que acostumbraba, sospechaba ya, cinco años después de la guerra, que la supuesta exterminación de los judíos podía no ser más que una fábula, una estafa. Hay que decir que, a partir de 1945, raudales de judíos de Europa central, de los que se creía que habían sido exterminados, habían empezado a abalanzarse sobre Francia, así como sobre otros países occidentales o Palestina; en Francia, se habían venido agregando a una comunidad judía de la cual las cuatro quintas partes se habían salvado de la deportación. En noviembre de 1950, bajo el impacto de la lectura de la primera gran obra de P. Rassinier, La mentira de Ulises Céline le escribía a su amigo Albert Paraz:

"Rassinier seguramente es un hombre honesto [...] su libro, admirable, va a sonar ¡aún cuando tiende a despertar sospechas acerca de la mágica cámara de gas! ¡Y esto no es poco! ¡Un mundo de odios va a empezar a aullarle al iconoclasta! ¡Todo descansaba en la cámara de gas! ¡Lo autorizaba todo!"

Nos toca ahora a nosotros admirar esta lúcida y fulgurante visión de las cosas, tan premonitoria.

Sí, la cámara de gas es verdaderamente "mágica". Como ya lo he dicho, nadie, a fin de cuentas, se ha mostrado capz de mostrarnos una o de dibujarnos una siquiera en respuesta a mi desafío : "Show me or draw me a Nazi gas chamber!" Nadie ha podido explicarnos el funcionamiento de ella. Nadie ha podido decirnos cómo en Auschwitz, los alemanes habrían podido derramar granulados de Zyklon B, poderoso insecticida a base de ácido cianhídrico, por unos supuestos agujeros abiertos en el techo de la "cámara de gas", ya que tal pretendida cámara de gas (en realidad, un cuarto frío para la conservación de los cadáveres en espera de ser cremados) no ha tenido jamás, lo cual puede ser observado por una mirada atenta entre las ruinas, el más mínimo agujero de estos, lo que me llevó a concluir en cuatro palabras : "No holes, no Holocaust"!". Nadie nos ha revelado por qué misterio unos equipos de judíos hubieran podido, bajo órdenes de los alemanes, penetrar impunemente, apenas concluida la supuesta matanza, en esta amplia cámara de gas para sacar, día tras día, hornadas y más hornadas de varios miles de cadáveres amontonados. El ácido cianhídrico es largo y difícil de ventilar : se incrusta en el yeso, el ladrillo, el cemento, la madera, la pintura, y, sobre todo, en la piel y las mucosas : de modo que uno no puede pues entrar, moverse y trabajar en un océano de veneno mortal y tocar allí unos cuerpos que, impregnados de ese veneno, hubieran contaminado a los manipuladores. Es harto conocido además por los especialistas de la desinfección (o desinfestación) que es imperativo, en semejante atmósfera, evitar el esfuerzo físico pues, cuando semejante esfuerzo se le pide al cuerpo, la respiración se acelera y el filtro de la máscara de gas deja entonces entrar el veneno, que habrá de matar al que lleve la máscara. Por fin, nadie ha podido darnos a conocer cómo esos asombrosos judíos del Sonderkommando, arrastradores de los cadáveres de sus correligionarios, podían realizar tales hazañas sin dejar de comer y fumar (versión de la "confesión" atribuida a Rudolf Höss, el más famosos de los comandantes sucesivos de Auschwitz); pues, si bien hemos entendio bien, no llevaban siquiera una máscara, y fumaban en medio de los vapores mortíferos de un gas explosivo. Esto recuerda la flor imaginaria con la cual soñaba el poeta Mallarmé y a la que llamaba "la ausente de todo ramillete"; la cámara de gas nazi, capaz de proezas delirantes es la "ausente de toda realidad"; sigue siendo verdaderamente mágica, pero portadora de una magia siniestra y maloliente, no es más que una pesadilla que habita cerebros judíos mientras que, por su parte, los sacerdotes mayores de la "religión del Holocuasto" se las arreglan para que esta macabra quimera siga asustando al mundo entero de modo a mantenerlo en estado de sideración; lo que pasa es que para ellos se trata de ganarse el pan con eso...

Céline sigue teniendo la razón, cuando añadía acerca de la mágica cámara de gas que "!no es poco!" En realidad, como lo dice más adelante, es todo y lo permite todo. Sin ella, el edificio holocáustico se derrumbaría en totalidad. Pierre Vidal-Naquet, triste pregonero de la lucha anti-revisionista, lo reconoció él mismo cuando, al comprobar que algunos de sus amigos, hartos ya, estaban a punto de tirar por la borda estas engorrosas cámaras de gas, les suplicó que no lo hicieran y lanzó este grito de alarma : "que me perdonen, pero esto es entregar las armas en plena campaña" ("Le secret partagé", Le Nouvel Observateur, 21 septembre 1984, p. 80). La cámara de gas nazi sería la única prueba tangible pero, en realidad, imposible de encontrar, de una exterminación física que no tuvo lugar jamás y que se nos describe descaradamente como algo concertado, planificado, de naturaleza monstruosamente industrial y con rendimientos dignos de verdaderas "fábricas de muerte".

Céline tuvo razón por fin al concluir :

"Todo un mundo de odios se va a encontrar obligado a aullarle al iconoclasta!". Personalmente, yo añadriría, más de medio siglo después de ese pronóstico o profecía, que este aullido que se hace cada día más ensordecedor, no ha cesado un instante contra los iconoclastas que son los revisionistas. Con un término bárbaro, estos últimos hoy son llamados "negacionistas" cuando en realidad no niegan nada sino que, al llegar al término de sus investigaciones, afirman que vivimos todos cercados por una gigantesca impostura histórica.


Conclusión

Los revisionistas atormentan de día y de noche a los guardianes de la ley judía y de los que Céline una vez más nuestro Céline- llamaba "el trust de los mártires". Contra los revisionistas que buscan protegerse de él, dicho trust se muestra despiadado. Lleva al suicidio, hiere, desfigura, mata u obliga al exilio. Incendia las casas y quema los libros. Se vale de la policía, de los jueces, de la cárcel. Extorsiona, presiona y roba. Suelta contra nosotros a los perros de la prensa, nos saca de nuestros empleos, nos abruma con injurias. Por nuestra parte, ni uno solo de nosotros ha golpeado jamás a ninguno de estos perpetuos justicieros. El 25 de abril de 1995, en Munich, un revisionista alemán terminó por darse muerte prendiéndose fuego. Quería protestar contra el "Niágara de mentiras" derramado sobre su pueblo. Según los términos de su último mensaje, esperaba que la llama que consumaría su cuerpo ardiese como un fanal para las generaciones venideras. La policía alemana procedió al arresto de las personas que habían venido a depositar unas flores precisamente allí donde acababa de inmolarse Reinhold Elstner. El 13 de mayo de 2000, el alemán Werner Pfeiffenberger, profesor de cincias políticas, terminó dándose la muerte al cabo de una larga persecución judicial desencadenada por un periodista judío de Viena, Karl Pfeifer, quien, en un escrito del universitario, había detectado tufillos revisionistas (llamado por supuesto neo-nazismo).

Los revisionistas viven un drama, y los palestinos una tragedia. Un gran número de niños palestinos están destinados a una suerte patética. Los matones israelíes, a una escala modesta, son los dignos sucesores de la US Air Force, el cuerpo de batalla que, en toda la cruenta historia humana, a contribuido a matar, mutilar, desfigurar o hambrear al mayor número de niños, primero en Alemania y en otras partes de Europa, después en Japón, Vietnam y otras tierras de Asia, más adelante en el Próximo y Medio Oriente, y en muchos puntos más del mundo donde, cada vez, se le adjudica al soldado americano la misión de perseguir a un "nuevo Hitler" e impedir un nuevo "genocidio".

¡Ojalá los dirigentes de los estados musulmanes escuchen los llamados de los palestinos y revisionistas! Nuestros tormentos se asemejan y nuestra intifada es idéntica.

¡Ojalá que estos dirigentes salgan al fin de su silencio acerca de la mayor impostura de los tiempos modernos, la del "Holocausto"!

¡Ojalá denuncien especialmente la mentira de las supuestas cámaras de gas nazis! Después de todo, por parte de los vencedores de la segunda guerra mundial, ni uno solo de los grandes dirigentes aliados, a pesar del odio que le tenían a la Alemania hitleriana, se rebajó hasta pretender que las cámaras de gas habían existido. Durante esa guerra, en sus discursos, como después de la guerra, en sus memorias, ni Churchill, ni de Gaulle, ni Eisenhower han mencionado ni por un momento este demoníaco engendro del cual bien podían ver que había sido trabajosamente regado durante la guerra por oficiales de propaganda. Hace un cuarto de siglo ya, en un libro magistral, el americano Robert Butz llamaba la gran impostura "the Hoax of the Twentieth Century", la mistificación del siglo XX. Este siglo ha concluido y su mistificación ha de desaparecer entre la chatarra de la historia.

La tragedia de los palestinos lo exige, el drama de los revisionistas lo impone, y la causa de la humanidad entera nos imparte el mandamiento a la vez histórico, político y moral : la gran impostura debe ser denunciada. Es un fermento de odio y guerra. El interés de todos está en que los dirigentes de los estados musulmanes salgan al fin de su silencio sobre la impostura del "Holocausto".

Fuente: http://www.vho.org/aaargh/espa/fauris/RF010322e.html

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres